Oslo, Noruega.- El último ensayo para combatir los piojos de mar que afectan a la salmonicultura incluye el uso de un drone laser submarino que es controlado por software y cámara.

La empresa Beck Engineering desarrolló el sistema que dispara un rayo láser para matar a los piojos de mar, pero sin afectar a los peces. La pequeña maquina laser es denominada “Stingray” y viene siendo comercializada por una spin-off de Beck. Según la empresa, Stingray Marine Solutions, el dispositivo puede eliminar decenas de miles de piojos por día.

El software identifica las acciones de los piojos sobre la piel de los salmones mediante una cámara de teléfono móvil. El software dispara el láser si los registros confirman que las cámaras están apuntando a los piojos. Como resultado una longitud de onda de 530 nanómetro es disparada, que no daña a la escama del pez, pero que si afecta a los piojos de mar a una distancia de 2 metros.

El nodo Stingray está diseñado para ser autónomo. El software puede considerar la temperatura, los niveles de oxígeno y la salinidad cuando se decide donde posicionarse y cuando dispara los pulsos del láser.