Nova Scotia.- Algunos productores de mejillón en la costa sur de Nova Scotia dijeron que sus cultivos vienen siendo destruidos por los tunicados, una especie invasora y la mayor peste para la industria del mejillón.

Los tunicados invasores, también conocidos como ascidias, son criaturas viscosas que se adhieren a los mejillones y “roban” los nutrientes y agua de los moluscos, o literalmente extraen los mejillones de la cuerda, a la que se unen con su enorme peso.

“Esto hace que te sientas enfermo” dijo Dale Cook, quien es dueño de una granja de mejillones en las aguas de isla Corkums en bahía Lunenburg.

Cook dijo que los tunicados han devastado su negocio y han reducido su producción en 90%.

Por su parte, Peter Darnell cultivó mejillones en Indian Point Marine Farm por 31 años, pero este año no lo ha hecho. “Una vez que llegaron los tunicados, sólo luchamos con ellos por 10 años y luego el problema ha sido peor cada año” manifestó Darnell a CBC News.

“Ahora, sentimos que es un pérdida de tiempo luchar, es perder tiempo y dinero”.

Darnell manifestó que durante los primeros años, su granja fue capaz de hacer frente a la invasión de tunicados, debido a que no era demasiado pesado y su equipo de limpieza y clasificación podían manejarlos.

Muchos de los tunicados también murieron al final del invierno, permitiendo a Darnell atender a los mercados locales durante el verano, cuando los mejillones estaban relativamente libres de las criaturas.

En los últimos años, sin embargo, Darnell dijo que los tunicados se han vuelto más difíciles y ya no mueren después del invierno.

“Si miras a tu alrededor verás que la industria del mejillón en Nova Scotia es sólo una sombra de lo que fue. Las únicas granjas de mejillones que están todavía activos se encuentran en la costa este o en Cape Breton, y eso es porque aun no han sido atacados por los tunicados” dijo el productor.