Escocia.- Docenas de criaderos de bivalvos escoceses serán protegidos bajo la nueva legislación que entrará en vigencia.

Se han identificado un total de 84 áreas protegidas, como parte de los esfuerzos para apoyar el sector de bivalvos en Escocia y ayudar a asegurar que los productos sean seguros para el consumo humano, informó la BBC.

Se tomarán medidas para prevenir el deterioro de la calidad del agua en estas áreas. Los Ministros dijeron que las medidas son las primeras en su clases en el Reino Unido. Ellas fueron introducidas para reemplazar la repelida European Shellfish Waters Directive.

Una lista de las Shellfish Water Protected Areas han sido publicadas en la página web del gobierno escoces.

En julio, todas las áreas de cosecha de los bivalvos en Shetland fueron cerrados y no se permitió la venta de los mejillones de las islas durante un período, después que se registraron altos niveles inusuales de toxinas, las mismas que fueron detectados por la  Food Standards Agency.

Durante el mes anterior, el público fue advertido para que no consuma almejas y mejillones de dos áreas de Fife, después que se hallaron altos niveles de toxinas en los bivalvos.

Futuro sustentable

El Ministro de Ambiente y Cambio Climático, Paul Wheelhouse, manifestó: “Los sectores de la acuicultura y la pesca en agua dulce son contribuidores significativos a la economía de Escocia, y son críticos para las economías de muchas comunidades costeras y rurales”.

“Queremos asegurar que ambos sectores tengan un futuro exitoso y sustentable, y asegurar que el precioso ambiente marino de Escocia esta protegido”.