Santiago, España.- Una de las jefas de la Unidad de Biotoxinas del Instituto Tecnológico para el Control del Medio Marino de Galicia (INTECMAR), la doctora Ángeles Moroño, representó a España en el congreso en el que la Oficina Veterinaria y Alimentaria de la UE (Food and Veterinary Office, FVO), evaluó su labor para el cumplimiento de la normativa sobre moluscos bivalvos en los estados de la UE. El congreso se celebró el 19 y 20 de marzo en Dublín.

El objetivo de este congreso de la FVO es analizar los resultados conseguidos hasta lo de ahora en sus inspecciones en la Europa comunitaria y los problemas encontrados con la finalidad de unificar criterios y poner en común las prioridades, directrices y protocolos de inspección, para mejorar su eficacia.

La FVO es el organismo de inspección veterinaria y alimentaria de la UE y dependiente de la Dirección General de Sanidad y Protección del Consumidor (DG SANCO). Tiene como principal cometido velar por el cumplimiento de la normativa europea, en materia de higiene y de control técnico-sanitario de los productos alimenticios de origen animal en el seno de la UE, así como que los productos de países terceros que se quieran introducir en el mercado comunitario, cumplan los mismos requisitos higiénico-sanitarios que los exigidos a los productos europeos.

Esta labor a FVO la hace fundamentalmente realizando misiones inspectoras, tanto en los países miembros de la UE como en aquellos terceros que exportan sus productos a la Europa comunitaria. En el caso de los moluscos bivalvos vivos las misiones inspectoras consisten, por una parte, en verificar el cumplimiento de los requisitos de higiene para la producción y recolección y, por otra, en comprobar que el envasado, embalado, marcado de identificación, etiquetado y controles oficiales se hacen conforme a la normativa sanitaria europea en vigor. Los técnicos del INTECMAR son habitualmente invitados a participar como expertos en estas inspecciones.