A Pobra do Caramiñal, España.- La conselleira del Medio Rural y del Mar, Rosa Quintana, defendió hoy la necesidad de que el marisqueo se convierta en una labor de semicultivo o de cultivo, para afianzar la productividad de algunos bancos. Así lo trasladó la consejera de en medio Rural y del Mar, Rosa Quintana, en una visita que realizó a una batea experimental de almeja fina, babosa y japónica en aguas del ayuntamiento coruñés de A Pobra do Caramiñal.

La conselleira defendió la apuesta de la Xunta a favor del desarrollo de la acuicultura en Galicia de manera sostenible en los campos ambiental, económico y social, con el objetivo de recuperar el liderazgo en esta actividad. En este sentido, trasladó que su departamento destinó 12 millones de euros para inversiones en materia de acuicultura en el año 2013.

La titular del Medio Rural y Mar defendió la necesidad de que el marisqueo se convierta en una labor de semicultivo o de cultivo, para afianzar la productividad de algunos bancos. Rosa Quintana destacó la conectividad “y las sinergias que pueden establecerse con la acuicultura para lograr que el marisqueo avance en ese camino”. Así, explicó que la batea –de la empresa Proameixa Fernández– es “uno de los ejemplos gráficos de estas sinergias, como pueden ser en otros casos los parques de cultivo”.

Proameixa Fernández S.L.
Es una empresa destinada a la acuicultura con una amplia experiencia en el cultivo de moluscos bivalvos en plataformas flotantes. Con su actividad, aporta a sus clientes semilla de almeja fina, babosa y japónica para repoblar los bancos marisqueros.

Esta sociedad también oferta almeja de talla comercial, destinada sobre todo al sector de la hostelería. Proameixa Fernández S.L. recibió una ayuda de inversiones en el ámbito de la acuicultura en el año 2011, por un importe de cerca de 13.000 euros. La subvención fue destinada para la construcción de un barco auxiliar y para maquinaria de trabajo.