Chiclayo, Perú (Andina).- Alrededor de cuatro toneladas de conchas de abanico fueron devueltas a la isla Lobos de Tierra, jurisdicción de la Región Lambayeque, luego de su extracción ilegal por parte de embarcaciones intervenidas en este espacio insular, se informó hoy.

El jefe de la capitanía guardacosta marítima de Pimentel, Luis Pérez Astete, manifestó que han realizado cuatro operativos inopinados en la Isla Lobos de Tierra con la patrullera marítima “Malabrigo” asignada a este región norteña.

En ese operativo se intervino a embarcaciones que venían extrayendo este recurso marino que se encuentra en veda, cuya extracción y comercialización se encuentra prohibido en esta reserva natural.

“Se ha devuelto al mar unas 4 toneladas de la especie conchas de abanico, las cuales presentaban variados tamaños”, comentó.

El oficial de la Marina de Guerra indicó, que se requiere sanciones más drásticas porque cuándo se encuentra el cargamento de esta extracción ilegal lo único que les queda es regresar el producto al mar.

“No podemos retener las compresoras o los instrumentos que utilizan los buzos para extraer estos recursos, lo que sería bueno, porque permitiría que ya no continúen cometiendo esta incursión”, subrayó Pérez Astete a la Agencia Andina.

Resaltó igualmente, que con la patrullera que opera en el litoral de Lambayeque han logrado disuadir la comisión de actividades ilícitas.

Manifestó que tras la conformación de un mesa de trabajo interinstitucional liderada por la Fiscalía Especializada en Delitos Ambientales a cargo de José Fernández, se ejecutan labores para frenar los atentados contra el medio ambiente en la isla Lobos de Tierra.

Adelantó que el próximo mes, se reunirán en esta Mesa Multisectorial para evaluar los avances de las actividades por parte de las autoridades comprometidas en esta lucha por frenar daño al medio ambiente en la Isla Lobos de Tierra.

“Por el lado de la Marina de Guerra hay un avance, pues ya contamos con la patrullera de costas que permita combatir los ilícitos en el mar y específicamente era un compromiso nuestro de contar con esta embarcación para poder realizar los operativos desde Pimentel”, señaló.

Sanción a pescadores

Luis Pérez indicó además, que desde fines del año pasado en que empezó a operar la patrullera a la fecha, han sancionado con multas aplicadas a  unos 40 propietarios de embarcaciones, básicamente por no contar con sus medidas de seguridad.

“La misión más importante para la capitanía de guardacostas es la seguridad de la vida en el mar y, es por eso exigimos que las embarcaciones cuenten con sus medios y equipos de seguridad”, apuntó.

Señaló que los infractores son multados de acuerdo al texto único de procedimientos administrativos de la Marina.