Tepic, México.- En la Unidad Académica de Agricultura (UAA), de la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN), el docente investigador Emilio Adolfo Inda Díaz, trabaja en el proyecto denominado “Alimentación de ostión de placer y ostión de piedra”, investigación enmarcada en el programa de Retención y Repatriación del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT).

El investigador, quien también forma parte del cuerpo académico Ecología, Evaluación y Manejo Responsable de los Recursos Pesqueros señaló, que en el destacado proyecto igualmente participan los profesores Jushiro Cepeda Morales y Oscar Hernández Almeida, así como estudiantes de prácticas profesionales y alumnos de posgrado.

Inda Díaz explicó, que con esta nueva línea de investigación se busca indagar qué están consumiendo los ostiones en vida libre y de qué se alimentan, además si hay alguna diferencia con los ostiones que se cultivan en varios puntos de la costa de Nayarit, “tanto del ostión de placer, que se encuentra en manglares como el ostión de piedra que se encuentra solamente en ecosistemas marinos de fondo rocoso”, agregó.

Manifestó, que el objetivo es identificar si existe alguna diferencia en la alimentación entre los ostiones de vida libre y los cultivados; esto, con la finalidad de proponer áreas ideales para el cultivo del ostión, “a la par de ver qué consumen bajo estas condiciones, también tomamos muestras de sedimento, para buscar si lo que comen corresponde con lo que hay en el ambiente”, dijo Emilio Adolfo Inda.

De esta manera indicó, que en caso de que los ostiones de vida libre y los de cultivo estén consumiendo lo mismo, se tendrán que buscar nuevas alternativas para el manejo de los cultivos o áreas potenciales, y así lograr mayores tallas, crecimiento más rápido y mejor calidad del ostión.

Comentó, que el proyecto se desarrolla en toda la costa de Nayarit, con diferentes fuentes de muestreo, “la investigación tiene menos de un año, nos encontramos en la fase de trabajo de campo y preparación de las muestras, para posteriormente analizarlas en el laboratorio”, concluyó Inda Díaz.