Valparaíso, Chile.- El Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (SERNAPESCA) confirmó que las áreas de extracción de mitílidos del país, ya están siendo monitoreadas de acuerdo con los nuevos procedimientos exigidos por la Unión Europea, para la detección del grupo de toxinas lipofílicas, también denominado veneno diarreico.

Así lo explicó el Director Nacional de Sernapesca, José Miguel Burgos, quien recordó que el 2011, la Unión Europea modificó su reglamento referido a los métodos de análisis autorizados para la detección de biotoxinas marinas en moluscos bivalvos vivos.

"En dicho reglamento, la Unión Europea estableció que el método de bioensayo en ratones, que era el que se utilizaba normalmente en nuestro país para detectar o descartar la presencia de veneno diarreico en las áreas de extracción de mitílidos, podría ser utilizado sólo hasta el 31 de diciembre del 2014, y que a partir del 1 de enero de este año debía sustituirse por una técnica denominada ‘método de cromatografía líquida/espectrometría de masas’ o LC-MS/MS", indicó Burgos.

La autoridad agregó que para ajustarse a la nueva disposición, Sernapesca trabajó durante el 2014 para contar con laboratorios que pudieran aplicar el nuevo método exigido por la Comunidad Europea, labor que es actualmente desarrollada por el Laboratorio Farmavet.

La subdirectora de Comercio Exterior de Sernapesca, Cecilia Solís, destacó por su parte que el método de análisis LC-MS/MS "es considerablemente más preciso que el método de bioensayo en ratones, con el cual tuvimos en varias oportunidades resultados que finalmente fueron falsos positivos".

Solís explicó que una mayor exactitud en la metodología aplicada, se traduce en más eficiencia y productividad para el sector exportador, ya que se minimiza el riesgo de cerrar áreas de extracción por un resultado inexacto. "Para las toxinas lipofílicas, la técnica de bioensayo en ratones no tiene la misma fiabilidad que en la detección de otro tipo de toxinas, como ocurre en el veneno paralizante", agregó.

Para la implantación del nuevo método, Sernapesca ha dispuesto un plan gradual en el marco de su Programa de Sanidad de Moluscos Bivalvos, con el fin de ofrecer las máximas garantías sanitarias de los productos de exportación para el exigente mercado europeo.