Piura, Perú (La Republica).- La directora regional de la Producción, Indira Fabián Ferrer, advirtió que de no cumplirse con levantar las observaciones que interpuso la Unión Europea (UE) al sistema de sanidad de la bahía de Sechura, sería Chile quien acapararía el mercado de la concha de abanico.

Sostuvo que los lobbies chilenos se encuentran a la expectativa de que nuestro país incumpla con instaurar el sistema el trazabilidad exigido por la UE para iniciar sus negociaciones.

 Recordemos que la Autoridad Sanitaria de la Unión Europea (SANCO) extendió el plazo hasta el 30 de noviembre del 2015 para levantar las restricciones sanitarias de los moluscos bivalvos no pectínidos (palabritas).

No obstante, indicó Ferrer, el mercado de los demás recursos hidrobiológicos que se extraen de la bahía también corren el riesgo de suspender sus envíos. En el caso de la concha de abanico el mercado europeo cerraría hasta por diez años.

Por ello se han iniciado los trabajos de reordenamiento de los corrales de concha, los cuales actualmente superan los 190 lotes. Según la funcionaria, los trabajos se encuentran en un 40%, a pesar de que se tiene pronosticado culminar las gestiones en el mes de junio por parte de la Dirección Regional de Producción (Direpro)

Esto, señaló, debido a que hay un grupo de maricultores que se rehúsan a cooperar con las acciones, porque el ordenamiento “atenta contra sus intereses”, ya que han vendido terreno en la zona de amortiguamiento donde la actividad no está permitida.

“El riesgo de ocupar áreas de manera ilegal en una zona prohibida afecta a la especie de concha de abanico ya que los pescadores en esta zona no usan buenas prácticas sanitarias y vierten sus desechos en el mar”, afirmó Ferrer.

Asimismo informó que la Direpro hasta la fecha ha realizado una inversión de 400 mil soles para los trabajos de ordenamiento, por lo que espera que el Organismo Nacional de Sanidad Pesquera (Sanipes) pueda iniciar lo antes posible con la instalación de las boyas.