EEUU.- El Laboratorio de Milford del Northeast Fisheries Science Center de NOAA viene estudiando los moluscos desde su fundación en el año 1931. Recientemente, el laboratorio ha firmado un acuerdo de investigación con Envera LLC, para evaluar una nueva cepa probiótica para su uso comercial en los hatcheries de las ostras.

El uso de probióticos en la acuicultura se inició a mediados de los años 80 como una forma de incrementar el crecimiento de los organismos acuáticos. Los científicos de NOAA Fisheries han venido estudiando varias cepas probióticas y su uso potencial para la industria acuícola.

En el año 2011, los científicos de NOAA informaron que ellos aislaron y evaluaron un probiótico natural (OY15) de las glándulas digestivas de ostras adultas (Crassostrea virginica). Una vez que el equipo de NOAA determinó que este probiótico era seguro para incluirlo en las dietas para las ostras, ellos descubrieron que esta cepa probiótica mejora en un 20-35% la supervivencia de las larvas de los moluscos que habían sido expuestas a un patógeno.

El Laboratorio de Milford ha encontrado evidencia de que el mecanismo por el cual OY15 ejerce efectos positivos sobre las larvas es la estimulación inmune.

El acuerdo con Envera proporcionará al Laboratorio de Milford la experiencia y el trabajo preliminar para determinar si OY15 puede ser cultivado de manera eficaz y económica a gran escala, además de producir una formulación estable para su comercialización. La confirmación de estos dos pasos son necesarios para avanzar hacia la comercialización y la comercialización del probiótico OY15 como un producto viable para los productores comerciales de ostras.

La innovadora experiencia en investigación y desarrollo de Envera en la producción a gran escala de los microorganismos, la formulación del producto, y la estabilización de la vida útil mediante el secado por congelación o secado por pulverización, proveerá la base para la eventual transferencia de OY15 a la venta y uso comercial.