Coquimbo, Chile.- El Consejo Regional de Coquimbo aprobó por unanimidad la ejecución del Programa para la Recuperación de la Sustentabilidad de las Actividades de Pesca Artesanal de Recursos Bentónicos de los Pescadores Artesanales asociados a FEPEMACH F.G., (Federación de Pescadores Artesanales y Buzos Mariscadores Independientes de la III y IV regiones).

Este proyecto se enmarca  en el Programa Repoblamiento de Loco en Áreas de Manejo de la Región de Coquimbo impulsado por la federación como parte de su Plan Estratégico de Desarrollo, iniciado el año 2010 y que se ha desarrollado exitosamente en los últimos años tanto con fondos públicos como privados.

La iniciativa, presentada ante el CORE por el Director Zonal de Pesca y Acuicultura para las regiones III y IV, Javier Rivera y los dirigentes de la federación de pescadores de Los Vilos FEPEMACH F.G., Leonardo Ocares y Enrique Altamirano, tiene como propósito la recuperación del ecosistema marino, específicamente del recurso loco (Concholepas concholepas), en 11 áreas de manejo distribuidas en el borde costero de las caletas de las provincias de Limarí y Choapa.

"Este programa cuenta con un presupuesto total de más de 576 millones de pesos. En este esfuerzo han concurrido tanto instituciones públicas como privadas. La Fundación Minera Los Pelambres aportó con poco más de 103 millones de pesos, nosotros como Subsecretaría de Pesca y Acuicultura destinamos 52 millones a través del FAP, la propia federación de pescadores ha realizado aportes valorizados en 112 millones de pesos, y hoy se suma el CORE con más de 308 millones de pesos, cuyos recursos provienen del FNDR", detalló la autoridad zonal de Subpesca. 

El recurso loco, al igual que otras pesquerías, se encuentra en situación de colapso debido a la disminución de su abundancia poblacional causada por factores sociales, económicos, organizacionales, de capacitación y fuerte presión extractiva.

Lo anterior ha generado serias limitantes para el desarrollo sustentable del sector pesquero artesanal de esta zona, quienes ya no pueden extraer las cantidades de locos que acostumbraban en el pasado para su sustento económico.