Nueva Zelanda.- Los científicos del National Institute for Water and Atmospheric Research (NIWA) han desarrollado una maquina que mide la resistencia de las conchas de los mejillones, con el objetivo de determinar la mejor temporada para su cosecha y mejorar los retornos a los acuicultores.

La maquina se basa parcialmente en la misma tecnología usada para abrir y cerrar las compuertas de riego y utiliza un actuador lineal para aplicar una fuerza de comprensión para romper las conchas de los mejillones, mientras que se mide y registra esta fuerza 10 000 veces por segundo.

La multimillonaria industria del mejillón de concha verde es el sector de exportación acuícola más grande en Nueva Zelanda, representando $253 millones en ingresos de exportación durante el 2014, y se espera que sea una importante fuente de crecimiento de la industria en los próximos años, principalmente a través de la producción de mejillón.

La ecologista marina de NIWA, Jeanie Stenton-Dozey, dijo que los mejillones algunas veces estuvieron por debajo del rango cuando se cosechan y no adecuados para la industria alimentaria.

“No sabemos por qué en algunos años los mejillones pierden condición, por lo que hemos empezado a investigar como las diferencias en el tejido y la concha están relacionados a las fluctuaciones en su abastecimiento de alimento y el ambiente” manifestó Stenton-Dozey.