New England.- Una empresa de mariscos esta esperando ayudar a reducir la destrucción del ambienta natural de las ostras usando arrecifes impresos en 3D.  Woodbury Shellfish Company se dedica al cultivo de mariscos de alta calidad de una forma sostenible y que no tengan impactos negativos sobre el ambiente.

Debido a que muchas variedades de ostras son consideradas como especies claves, los biólogos marinos y dueños de Woodbury Shellfish Company, Pat y Barbara Woodbury, están motivados a preservar los hábitats de las ostras, más allá de sus intereses comerciales.

Las camas de ostras proporcionar una fuente de alimento, hábitat y seguridad para una gran número de animales que son enteramente dependientes de las ostras para su sobrevivencia. Proteger las ostras es vital para proteger cientos de otras especies de vida marina.

En los últimos cinco años, los empresarios se han concentrado fuertemente en la restauración de las ostras y con ese fin se asociaron con la empresa de impresión 3D en cerámica Tethon 3D, para desarrollar arrecifes artificiales que puedan ayudar a recuperar la población de ostras.

“Las posibilidades para restaurar nuestro ambiente con la impresión 3D recién esta siendo explorado, particularmente con cerámica. Debido a que la cerámica esta hecha de arcilla, es el material ideal para incorporar en los océanos, lagos y suelos. Utilizando la impresión 3D nos permitirá crear diseños personalizaos que serían difíciles de moldear o hacer a mano” explicó el presidente y CEO de Tethon 3D, Karen Linder.

Considerando que el 85% de los arrecifes de ostras en el mundo están actualmente muriendo o vienen siendo destruidos debido a la sobrepesca, reducción de hábitat y cambio climático, los esfuerzos de Woodbury Shellfish son pequeños. Tomará que más de un cultivador de ostras cambie el ritmo de destrucción del hábitat de las ostras, pero si el proyecto de arrecife impreso en 3D tiene éxito en probar que los arrecifes sustentables también pueden ser rentables, esto podría animar a otras empresas a cambiar sus prácticas de cultivo de mariscos.

Las estructuras de cerámica impresas en 3D fueron diseñada por Woodburys para fomentar la propagación de las ostras, mientras que se ayuda a restaurar el ambiente marino local.