Coquimbo, Chile.- En el marco de su política de vinculación con el medio, la Facultad de Ciencias del Mar de la Universidad Católica del Norte (UCN), por medio de su Laboratorio Central de Cultivos Marinos, realizó esta semana (12) la donación de 5.000 ejemplares juveniles de la especie ostión del norte, para ser sembrados en la bahía Conchalí de Los Vilos y continuar de esta manera potenciando las actividades de acuicultura pequeña escala en áreas de manejo que está realizando la Cooperativa de Pescadores Artesanales de Los Vilos Ltda., junto al Programa de Acuicultura en Áreas de Manejo.

 

La correspondiente maniobra de siembra estuvo a cargo del equipo técnico multidisciplinario del Programa de Acuicultura en Áreas de Manejo de la UCN, liderado por el biólogo marino Cristian Sepúlveda, junto a la ingeniera en acuicultura, Lorena Vega y el sociólogo Felipe Rivera, quienes trasladaron los ejemplares donados desde la bahía de Tongoy hasta bahía Conchalí de Los Vilos, donde fueron sembrados, junto a los pescadores beneficiarios, en el área de manejo Ñagué.

Desde hace cuatro años, la UCN, a través de su Programa de Acuicultura en Áreas de Manejo, ha impulsado el desarrollo de la acuicultura de pequeña escala por medio de diversas iniciativas. Actualmente, por medio del Programa de Difusión Tecnológica “Fortalecimiento de las actividades de acuicultura en áreas de manejo de la Región de Coquimbo” (14PDT- 29041), desarrolla procesos de aprendizaje con un significativo impacto en la generación de procesos productivos de largo aliento, en alianza con doce organizaciones de pescadores artesanales de la Región de Coquimbo, entre ellas las asociaciones gremiales de Punta de Choros, Los Choros, Caleta Hornos, Guayacán, San Pedro de Los Vilos y, Tongoy, y los sindicatos de La Herradura, Caleta Huentelauquén y Caleta Cascabeles.

La donación de 5.000 ostiones juveniles efectuada por el Laboratorio Central de Cultivos Marinos” contribuye de modo significativo a la sostenibilidad de la acuicultura de pequeña escala en áreas de manejo que están comenzando a llevar adelante organizaciones de pescadores artesanales de la Región de Coquimbo. Esta nueva modalidad productiva ha venido generando un considerable efecto en la diversificación de la pesca artesanal, así como también en la construcción complementaria de ingresos para pescadores artesanales y sus familias que habitan a lo largo del territorio costero de la región.

Respecto a este aporte de la UCN, el decano de la Facultad de Ciencias del Mar, Alfonso Silva, comentó que “se trata de una iniciativa de la política de vinculación con el medio de la Facultad de Ciencias del Mar y del compromiso de Universidad Católica del Norte con las caletas de Región de Coquimbo y su desarrollo económico-territorial…”.

En cuanto a la trayectoria de la especie donada, el Coordinador de Unidad Productiva del laboratorio, Germán Lira, comentó que se trata de una producción realizada en condiciones controladas, a partir del desove inducido de reproductores de ostión del norte traídos desde la bahía de Tongoy, donde la universidad tiene una concesión marina. El proceso, explicó el profesional, continúa con el cultivo de las larvas de ostión, lasque son alimentadas con micro algas, y una vez que alcanzan un tamaño aproximado de una uña, son trasladadas nuevamente a la concesión marina. Allí, las larvas o semillas son mantenidas para su crecimiento, dos meses y medio en invierno, y un mes y medio en verano. Y luego, esperan para ser trasladadas a algún centro de cultivo o, como en esta oportunidad, a un área de manejo.

Desde la Cooperativa de Pescadores Artesanales de Los Vilos Ltda. el vicepresidente la organización, Javier Tapia, comentó que “para nosotros es una experiencia más de las que hemos trabajado en conjunto con la Universidad Católica del Norte. Esto nos va a servir de experiencia para mejorar lo que tenemos… nosotros siempre tratamos de buscar nuevas alternativas…”, aseveró el dirigente.

Sobre el impacto que tendrá en la histórica organización de pescadores artesanales de Los Vilos, Tapia señaló que “se ha visto que la gente está muy motivada, porque se está observando que es una real alternativa rentable y sustentable para los pescadores artesanales de la cooperativa…”

Finalmente, Javier Tapia manifestó que le agradece a la universidad “y que continuemos desarrollando iniciativas en conjunto, nosotros aportar con lo nuestro y que mantengamos la relación colaborativa…”

Periodista: Cecilia Becker Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Fuente: UCN