Australia.- La industria de la ostra de Tasmania viene confrontando una mayor amenaza. El síndrome de la mortalidad de la ostra del Pacífico (POMS) fue detectado en la concesión Pitt Water, en el sudeste de Tasmania.

NSW y South Australia han impuesto una prohibición precautoria sobre la importación de la semilla de ostras de Tasmania.

La enfermedad mata a las ostras, pero no representa una amenaza para la salud de los humanos. Esta enfermedad a afectado a las granjas de ostras en NSW, Nueva Zelanda, Francia, Dinamarca y Noruega.

Aun cuando no hay restricciones sobre las cosechas de ostras afectados por POMS para consumo humano, la industria impuso restricciones sobre el movimiento de ostras para la siembra en las granjas.

Neil Stump, funcionario ejecutivo de Oysters Tasmania, dijo que la enfermedad no ha destruido la industria de mariscos en otras áreas afectadas, pero han forzado a cambios dramáticos y costosos en las operaciones de las granjas.

El jefe de la oficina veterinaria, Rod Andrewartha dijo: “Las pruebas en los laboratorios de Biosecurity Tasmania ha identificado el síndrome de mortalidad de la ostra del Pacífico (POMS) como la causa del evento en las granjas de cultivo”.