Australia.- Los productores de ostra del Pacífico están solicitando la aprobación para introducir la controversial ostras del Pacífico diploide en las aguas del sureste de New South Wales.

El embargo sobre las semillas de Tasmania después del brote del virus POMS está empezando a impactar el abastecimiento a los productores. El Department of Primary Industries (DPI) está preocupado de que las ostras diploides no-estériles puedan arruinar los estuarios y afectar a la industria de la roca nativa de Sydney.

Investigaciones contradicen a DPI

Una investigación realizado en Port Stephens contradijo las afirmaciones de DPI, resaltando que la ostra diploide del Pacífico conduce a un incremento de la diseminación de la ostra silvestre en el estuario.

La profesora asociada de ciencias biológica de la Macquarie University, Melanie Bishop destacó que la investigación condujo a resultados sorprendentes. “Sorprendentemente encontramos que en los lugares que muestreamos no hubo incremento de las ostras en la naturaleza. Esto contradijo las expectativas de que la industria acuícola podría causar la proliferación en este ambiente”.

Bishop sugirió que la investigación provee evidencia de que la ostra diploide podría introducirse sin impacto en el ambiente y en la industria de la roca de Sydney.

“Creo que no podemos decir definitivamente que la ostra del Pacífico (diploide) no puede proliferar, pero la investigación dice que a la fecha en los últimos 20 años no hay evidencia para la proliferación en NSW” destacó la investigadora.

Productores de NSW respaldan a DPI

Caroline Henry, productora de ostras y presidente de NSW Farmers Oyster Committe, dijo que el grupo de la industria apoya la política de DPI para limitar el cultivo de la ostra del Pacífico diploide.