Barcelona, España.- El sector europeo de los moluscos disfruta de una posición privilegiada en la escena global, que da trabajo a más de 8.000 empresas, mayoritariamente microempresas. La producción de moluscos en Europa es poco diversificada y se basa principalmente en los mejillones, las ostras y las almejas. Este sector depende en gran medida de la calidad del medio ambiente y la aparición de enfermedades. Los acontecimientos de mortalidad, relacionados con organismos patógenos como virus, bacterias y parásitos (protozoos), tienden a debilitar la sostenibilidad de la producción.

El proyecto europeo VIVALDI (prevención y mitigación de las enfermedades de la cría de bivalvos) tiene como objetivo aumentar la sostenibilidad y la competitividad de la industria de los moluscos en Europa, el desarrollo de herramientas y enfoques para prevenir y controlar mejor las enfermedades de los bivalvos marinos.

El proyecto se estructura en 6 paquetes de trabajo técnico que cubren: el estudio de la diversidad de patógenos y sus ciclos de vida, los mecanismos de respuesta de los bivalvos ante los patógenos y la mejora genética como herramienta para mejorar la resistencia a las enfermedades. Con todo ello, se busca comprender las interacciones entre el animal y su entorno para, finalmente, poder optimizar la producción con un manejo más eficiente de los cultivos y el control sanitario.

El IRTA, desde el centro de Sant Carles de la Ràpita, participa en todos los paquetes de trabajo, liderando la coordinación del seguimiento de los casos de estudio donde están representadas las principales zonas de producción de bivalvos. Adicionalmente, se trabajará con las técnicas de manejo del cultivo, buscando la mejora de la producción y el control de las mortalidades masivas recurrentes en nuestros cultivos de ostra rizada a causa de los efectos del virus herpes.

El VIVALDI tiene una duración de 4 años (Horizonte 2020) y está coordinado por IFREMER. Participan 21 socios mayoritariamente europeos, públicos y privados, representando la diversidad del paisaje europeo de la industria del marisco.

El IRTA ha recibido una cofinanciación en el marco del Programa FEDER de Cataluña 2007-2013.  “Una manera de hacer Europa”.