Coquimbo, Chile.- Un importante logro se anotó el proyecto FONDEF-UCN dedicado a cojinoba del norte, al obtener la primera cosecha de esta especie cultivada en balsa jaula, culminando así un esfuerzo científico y tecnológico de 22 meses desde que los reproductores liberaron sus gametos, hasta la obtención de una tonelada de ejemplares, cada uno de alrededor de un kilo de peso promedio.


Este avance forma parte del proyecto FONDEF D08I1119 "Desarrollo de la tecnología base de cultivo para la producción de cojinoba del norte (Seriolella violacea)”, que finaliza en diciembre de este año y que es liderado por el Dr. Alfonso Silva, jefe del Laboratorio de Cultivo de Peces perteneciente a la Facultad de Ciencias del Mar de la Universidad Católica del Norte. El objetivo principal de esta iniciativa es desarrollar, evaluar y transferir una tecnología centrada en este recurso y que genere una nueva alternativa de producción acuícola nacional.

Los peces fueron criados en una jaula dispuesta en la concesión marítima que posee la UCN en su Campus Guayacán, Coquimbo, donde, de forma pionera, fueron sembrados hace un año los primeros 1.400  juveniles.  Para la alimentación de los ejemplares, el proyecto ha contado con el apoyo de la empresa Biomar Chile, que ha confeccionado una dieta especie específica ya probada con éxito.

Además, la investigación ha sido asesorada por destacados expertos internacionales, como el Dr. Manuel Carrillo, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de España, para probar la técnica del fototermoperíodo en dos planteles de reproductores, con miras a controlar la reproducción estacional; y del Dr. Daniel Benetti, de la U. de  Miami, en torno a la incorporación de tecnología de recirculación, manejo y uso de biotecnologías que mejoren la supervivencia larval y de juveniles.

La semana pasada se efectuó la primera cosecha de 400 kg de cojinoba, entregados a la empresa procesadora regional DISTRIMAR, asociada al proyecto, y a la que le corresponde realizar pruebas de rendimiento (carne útil versus peso total del pez), tipos de presentación (filetes, entero son cabeza, etc.) y envíos de producto a distribuidores.

También hace pocos días se realizó una segunda cosecha, esta vez de 200 kg, traspasados a pescadores del Puerto Artesanal de Coquimbo, con los cuales se acordó una fórmula similar, destinada a medir la percepción del público hacia el producto.

Y los restantes 400 kg de cojinoba serán, en parte, enviados a pruebas de consumo y los demás, seleccionados como potenciales reproductores, explica Héctor Flores, director alterno del proyecto, adelantando que está prevista una degustación para empresarios del sector gastronómico.

Asimismo, los resultados obtenidos durante estos casi cuatro años de investigación, que a su vez dan continuidad a otro proyecto FONDEF en esta misma línea, serán presentados en el XXXIII Congreso de Ciencias del Mar, que tendrá lugar en Antofagasta desde el 27 de mayo.

Fuente: UCN