Palmira, Colombia.- El país es uno de los principales exportadores de peces ornamentales en Suramérica, con ventas por siete millones de dólares. Sin embargo, expertos señalan que hace falta impulso al sector.


En los últimos años, el comercio de estas especies se ha convertido en una actividad importante para la economía colombiana, según devela el libro Producción de peces ornamentales en Colombia, editado por la Facultad de Medicina Veterinaria y de Zootecnia (FMVZ) de la UN. La publicación contó con el apoyo logístico y financiero del Instituto Colombiano de Desarrollo Rural (Incoder).

El documento señala que el país comercia al año cerca de 25 millones de unidades. Aunque la actividad se desarrolla desde hace más de tres décadas, la mayoría de los peces exportados corresponde a capturas en el medio natural porque, a diferencia de los países europeos, en Colombia no se ha dado la transición de individuos salvajes a líneas o variedades producidas en cautiverio.

Esta situación es atribuida principalmente a que no se han desarrollado eficientemente sistemas productivos sostenibles que le permitan al país competir con calidad y exclusividad de productos.

El profesor Rodrigo Posada, biólogo marino y empresario de peces ornamentales, señala que este es un mercado sumamente interesante que en el país no se ha aprovechado lo suficiente.

“A nivel de políticas gubernamentales no hay el suficiente apoyo ni los recursos para el desarrollo de la piscicultura ornamental. Simplemente se evalúan peces de consumo y camarones”, asegura.

Por ello, el experto plantea que las asociaciones son de gran importancia para el desarrollo del sector, pero que en Colombia los avances en este campo aún son muy incipientes.

“Los piscicultores no se han interesado en crear formalmente organizaciones que les permitan establecer frentes de trabajo, unificar precios y mercados, así como establecer criterios de cultivos. Se habla de la ornamental como una panacea porque su precio es alto, pero la gente mantiene en secreto las técnicas. Por el contrario, en la medida en que haya una mayor divulgación, podemos ser más competitivos y ganar un espacio importante a nivel nacional e internacional”, sostiene.

Sin embargo, el estudio de los investigadores de la FMVZ muestra que en los últimos años se han generado algunas explotaciones basadas en tecnologías empíricas, que no siempre arrojan los resultados esperados, debido a que el desarrollo de una actividad productiva está fundamentado, entre otros factores, en la investigación.

“No basta con reunir y difundir los avances y resultados de otros países, pues para ser aplicables deben ser validados localmente, no sólo en el aspecto técnico sino en ambientes ecológicos y socioeconómicos particulares”, señala el estudio.

El libro Producción de peces ornamentales en Colombia, resume los principales aspectos de la producción en cautiverio de algunas especies de importancia comercial.

Fuente: Agencia de Noticias UN