Brasilia, Brasil.- La Secretaria de Planejamento e Ordenamento da Aquicultura (Sepoa) del Ministério da Pesca e Aquicultura (MPA)  liberó R$ 653 mil para la segunda etapa del Projeto Pirarucu da Amazônia, desarrollado en siete estados de la Región Norte y coordinado por representaciones de los órganos federales en Tocantins.  Los recursos van a financiar nuevos estudios sobre el pirarucu (paiche) en las Unidades de Observación instaladas en los siete estados de la región.

Una de las actividades previstas para su inicio en el año 2014 es la marcaje electrónico de los peces, con el uso de chips, para un mejor monitoreo de los animales. El objetivo es hacer un rastreo de la reproducción del pirarucu para la identificación de los planteles de reproductores que generan alevinos de mayor calidad y pueden, consecuentemente, aumentar la producción del pez cultivado.

“El pirarucu (paiche) y el tambaqui (gamitana, cachama) son especies que predominan en la Amazonía y, por tanto, están en el mejor hábitat y tienen condiciones muy favorables que deben ser preservadas para aumentar la producción” explicó la Secretaria Nacional de Planejamento e Ordenamento da Aquicultura, Maria Fernanda Nince. “Nuestra meta principal con el proyecto es encontrar soluciones viables y sustentables para tener un salto tecnológico y mayor eficiencia, tanto en la reproducción como en el engorde de este pez, que reúne una serie de cualidades” destacó la funcionaria.

“El pirarucu es una especie que se reproduce de forma natural y aleatoria; osea, la fertilización es influenciada por diferente factores, como el clima, la temperatura del agua y la alimentación” dijo Nince. “Por esto, para aumentar la producción de pirarucu en cultivo, precisamos saber detalles de comportamiento del pez, lo que viene siendo investigador por medio del proyecto” culminó la funcionaria.

El proyecto

El Projeto Pirarucu da Amazônia tiene como objetivo el desarrollar actividades de investigación y transferencia tecnológica en la Unidades de Observación (UOs) de engorde y reproducción de pirarucu, en la Región Norte. Las acciones son acompañadas por el Ministerio de Pesca y Acuicultura (MPA), Sebrae, Embrapa y Conselho Nacional de Desenvolvimento Científico e Tecnológico (CNPq).

El proyecto que tiene vigencia hasta el año 2015, cuenta con la participación de productores de pirarucu, que cedieron sus propiedades rurales para la instalación de 21 UOs. Son 14 UOs de engorde (dos en cada estado) y 7 UOs de reproducción (1 en cada estado).

Un total de 30 científicos participan del proyecto, que también es acompañado por especialistas de las universidades y de los institutos federales de investigación. Los estudios son realizados en seis áreas: genética, sanidad, nutrición, engorde, reproducción y transferencia tecnológica. “Estos son los temas de mayor interés del sector productivo, que será el mayor beneficiado con los resultados de las investigaciones” destaca Nince.

Los científicos estudian temas como la caracterización genética del pirarucu, la rastreabilidad genética de la cadena productiva, el sexo de los peces, la formación de parejas, el comportamiento reproductivo, el número de fases de cultivo del pirarucu, el proceso de fertilización de los estanques, técnicas de transporte de los animales vivos, el uso de anestésicos en situaciones necesarias y los diferentes métodos de sacrificio de los animales para garantizar la calidad de la carne procesada.