Muscat, Omán.- En la actualidad, la acuicultura representa más del 40% de la producción pesquera mundial; sin embargo, uno de los principales problemas de los productos acuícolas es el prejuicio del sabor.

Los consumidores usualmente piensan que los peces silvestres son seguro y más deliciosos que los peces provenientes de la acuicultura, pero existe evidencia y resultados de investigación que indican que esto es errado.

Un grupo de estudiantes del Department of Marine Science & Fisheries at the Sultan Qaboos University (SQU) organizaron una prueba de sabor entre grupos de peces cultivados y silvestres.

Los resultados mostraron que el 48.6% del panel del jurado prefirió los peces de cultivo, mientras que sólo el 8.6% de ellos decidió por el sabor de los peces silvestres. Un total de 42.8% no reconoce las diferencias entre el sabor de los peces cultivados y los silvestres.

De acuerdo con los participantes de la prueba, la principal razón para su elección del grupo de peces de cultivo fue el distintivo sabor suave de la carne. Los resultados de los jurados femeninos fueron 42.8% para los peces de cultivo, el 14.4% para los peces silvestres y el 42.8% no encontró diferencias. Los miembros del jurado varones tuvieron una mayor preferencia por el grupo de peces de cultivo, con un 50%. Sólo el 10.7% de los varones votó por los peces silvestres y el 39.3% de los panelista varones no pudieron encontrar diferencias entre los dos grupos.

El líder de la investigación, Haitham Al Gheilani, manifestó: “Me sorprendí cuando analizamos los resultados debido a que esperábamos que la gente  omani prefiera el sabor del grupo de peces silvestres mas que los de cultivo”.

El supervisor de la investigación, el Dr. Gilha Yoon, manifestó que si la prueba no hubiera sido “ciega”, quizás los resultados podrían haber sido diferente. “Nuestras ideas preconcebidas distorsionan nuestro real sabor. Los resultados son bien pronunciados e importantes para promover la industria de la acuicultura en Omán debido a que si los consumidores prefieren los productos acuícolas, la industria tendrá éxito” agregó Yoon.

Ahmed bin Said Al Soui, asistente del supervisor de la investigación, comentó: “Este proyecto es único y nos da una evidencia clara para los consumidores sobre la importancia y la calidad del pescado de cultivo como una fuente de proteína para las mesas omani”.

Al Gheilani destacó: “Hay una tendencia global para el cultivo de peces en granjas y nosotros en Omán también necesitamos cultivar los peces para cubrir la disminución de las poblaciones de peces silvestres, pero el proceso podría ser afectado por un gran número de personas prejuiciadas sobre la idea del sabor de los productos acuícolas. Quiero conocer porque las personas piensan así, si se basa en hechos o prejuicios”.

“Nuestro equipo planea realizar pruebas adicionales en lugares como los centros comerciales debido a que queremos resultados más aproximados con panelistas de diferente cultura y otros lugares”.