Stirling, Escocia.- Científicos del Institute of Aquaculture de la University of Stirling están jugando un papel importante en un nuevo proyecto para crear dietas sustentables para la acuicultura.

El estudio es financiado por Biotechnology and Biological Sciences Research Council (BBSRC) y es ejecutado en colaboración entre el Instituto; los científicos en cultivos en la Rothamsted Research y la mayor productora internacional de dietas para peces BioMar Ltd.

“En la acuicultura, las dietas para las especies de peces en cultivo en el Reino Unido y Europa tienen una tradicional dependencia en el aceite y harina de pescado procedentes de las pesquerías silvestres que han alcanzado sus límites sustentables” manifestó el profesor Douglas Tocher, del Institute of Aquaculture.

La harina y aceite de pescado son recursos finitos y limitados, y el abastecimiento mundial no es capaz de soportar el desarrollo sustentable de la acuicultura.

“El desafío de la acuicultura es cultivar peces en una forma sustentable y ambientalmente amigable, y mantener su calidad nutricional y el estado como componentes beneficiosos y saludables de las dietas humanas” destacó Tocher.

Los ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga omega-3 (LC-PUFA), conocidos por sus efectos beneficiosos para la salud humana, son de interés del Institute of Aquaculture.

“La principal fuente de los ácidos grasos en nuestra dieta son los pescados y mariscos y, con la disminución de las pesquerías en todo el mundo, una creciente proporción viene siendo proveída por la acuicultura. Sin embargo, los altos niveles de omega-3 en los peces de cultivo pueden asegurarse por el uso de aceites de pescado en las dietas y su reemplazo por aceites vegetales que no contienen los omega-3 LC-PUFA pueden tener un mayor impacto en la calidad nutricional” dijo Tocher.

El proyecto titulado “Evaluating novel plant oilseeds enriched in omega-3 long-chain polyunsaturated fatty acids (LC-PUFA) to support sustainable development of aquaculture” financiado por BBSRC se tiene un enfoque radical para reemplazar el aceite de pescado. En el proyecto se emplea un enfoque de biología sintética utilizando la ingeniería metabólica para desarrollar nuevas semillas oleaginosas para producir aceites vegetales con altos niveles de omega-3 LC-PUFA.

Por consiguiente, usando genes de microalgas marinas que son los principales productores de omega-3 LC-PUFA, el Profesor Johnathan Napier y su equipo Rothamsted Research en la han desarrollado semillas de Camelina sativa (falso lino) que contienen ácidos grados omega-3, normalmente hallados en los aceites de pescado.

El Institute of Aquaculture viene investigando el aceite de Camelina modificada en las dietas para el salmón del Atlántico, y sus resultados iniciales han confirmado que este aceite vegetal único pueden efectivamente reemplazar el aceite de pescado en las dietas acuícolas.