Jaguaribara, Brasil.- Los impactos ambientales generados por el descarte inadecuado de las vísceras de tilapia, como el resultado del crecimiento de la piscicultura en Açude Castanhão, motivó que tres jóvenes empresarios investiguen e instalen una empresa para contribuir de forma sustentable con la economía local.

La empresa Piscis fue instalada en el año 2009 y es responsable por transformar el subproducto del pescado en aceite, que es comercializado a las fabricas productoras de dietas.

La idea surgió en el año 2007, según explica al Diario do Nordeste uno de los socios de la empresa, André Siqueira. Él contó que en función del crecimiento de la producción de tilapia, se presentó la oportunidad para el reaprovechamiento de las vísceras de los peces que eran un problema para los piscicultores, debido a que estaban siendo descartadas de forma inadecuada.

“Existen varios estudios sobre la utilización de las vísceras de los peces, aplicados a otras especies, en otras regiones del país. Fuimos experimentando para llegar a un proceso que fuera viable de acuerdo con nuestra realidad, que requiriera poca inversión” contó el empresario.

La empresa fue instalada en el año 2009 y recibió a lo largo de estos años el apoyo de instituciones de fomento, como la Financiadora de Estudos e Projetos (Finep) y la Fundação Cearense de Apoio ao Desenvolvimento Científico e Tecnológico (Funcap). En la empresa son tres socios, además de André, que se ha formado en economía y doctorado en biotecnología, Lívia Barreto que es bióloga y Éden Rocha que es formado en agronomia.

“Para instalar la empresa hicimos varios estudios y gracias al apoyo que tuvimos estamos realizando el trabajo. La tendencia es a mejorar y ampliar nuestra estructura para atender a todas las asociaciones de piscicultores y productores” resaltó André.

El área de procesamiento está localizado en el mismo municipio de Jaguaribara. Para recolectar el subproducto, se creo, en convenio con Funcap, un sistema de vacío, que fue instalado sobre un camión.

“El productos entra en contacto con la empresa, avisando el día que va a cosechar. Después el camión va a succionar las vísceras. Ese material entre al procesamiento donde es retirado el aceite, que es el producto principal” contó Siqueira.

El aceite producido por Piscis es vendido para las industrias de producción de raciones para animales. En el 2013 fueron colectados aproximadamente 900 t de vísceras, con las cuales se produjeron 30 000 litros de aceite. De acuerdo con André, cada kilogramo de vísceras produce 1/3 litros de aceite.

Diferencial

El aceite de tilapia ofrece un diferencial nutricional cuando se compara a otras fuentes de energía (aceites de origen vegetal) para su uso en raciones de animales, debido al alto nivel de omega 6 y por tratarse de un aceite insaturado.

De acuerdo con Siqueira, los recursos de la empresa son reinvertidos en nuevos equipamientos y en mejorar los procesos. “Estamos iniciando el reaprovechamiento de otros residuos, como los peces que mueren durante el proceso de crianza. Hemos hecho algunos experimentos en que utilizamos ese material para la producción de abono orgánico” indicó Siqueria.