Neiva, Colombia (La Nación).- El Huila quiere avanzar en consolidarse como una potencia en la producción piscícola a nivel nacional, de la mano con proyectos tecnológicos y de investigación.

En dicha tarea el Centro de Desarrollo Tecnológico (Acuapez), de la mano con la academia y Fedeacua, seguirán trabajando en el 2014 con el fin de impulsar la producción de capaz en cultivo en el Huila, iniciativa que permitiría ampliar la frontera piscícola local.

Marnié Conde, directora del Centro de Desarrollo Tecnológico (Acuapez), destacó que la producción de capaz es una apuesta de mediano plazo para el Huila, proyecto en el que se viene trabajando desde hace varios años, teniendo en cuenta el potencial productivo de la región.

Destacó que para ello ya se han realizado varios estudios, de la mano con la Universidad Surcolombiana, con el fin de analizar la viabilidad y potencial productivo de dicha especie en el departamento.

“Recientemente sostuvimos una reunión con la Cámara de Comercio y las diferentes universidades de la región con el propósito de seguir trabajando y apostándole a la ciencia, la tecnología y la innovación. La meta es reforzar esa alianza que tenemos con la CCN, pues queremos seguir estructurando proyectos que beneficien al sector piscícola del Huila, entre ellos la inclusión de la producción de capaz en el departamento”, confirmó Marnié Conde.

Potencial
Según la Directora de Acuapez, en la actualidad el capaz que se consume en el Huila es producido de forma artesanal, y especialmente el que se comercializa es adquirido a pescadores tradicionales.

Sin embargo, a pesar de su gran potencial comercial, hasta el momento ningún productor está cultivando dicha especie, por lo cual Acuapez está realizando todos los estudios necesarios para apostarle a la producción de capaz.

“Queremos mirar todo el tema de capaz, pues el que se consume en el Huila no es una especie que esté siendo producida por algún productor, por eso queremos empezar a trabajar, venimos desarrollando un proyecto de la mano con la Universidad Surcolombiana, Fedeacua y la Universidad Corhuila, en donde estamos mirando el tema de la aplicación, todo el protocolo de la especie en el departamento para analizar su viabilidad y empezar a producirlo en cultivo”, destacó la Directora de Acuapez.

Sobre los avances de dicha labor, Marnié Conde destacó que aunque aún falta por precisar varios aspectos para definir un paquete tecnológico para que se inicie dicha producción, las investigaciones van adelantadas y el panorama es promisorio.

Alcances
Actualmente el Huila es potencia piscícola en el país, pues es el principal productor de tilapia.

Sin embargo, la meta de Acuapez es diversificar aún más la producción piscícola local, con una especie nativa que goza de gran aceptación en el mercado nacional.

Hoy en día la producción de capaz en el departamento se realiza mediante la extracción pesquera en el río Magdalena y en el embalse de Betania, la cual se realiza de forma artesanal. Incluso, una libra de pescado en el mercado local se cotiza en 7.000 pesos promedio, mientras que el valor de una libra de tilapia tan sólo es de 3.500 pesos promedio.

Retos 2014
De otra parte, la Directora Ejecutiva de Acuapez destacó que durante el presente año se seguirá trabajando de la mano con el sector productivo y el Gobierno Nacional en varios temas claves, entre ellos la inclusión de la especie exótica pangasius, el llenado de El Quimbo y la capacidad de producción del embalse de Betania.

“Este año queremos seguir trabajando en todo lo que tiene que ver con el subproducto, el tema de seguir haciendo acercamientos para lograr la aprobación de la investigación de la introducción de la especie exótica pangasius y mirar qué otras especies se pueden seguir trabajando en el departamento del Huila para diversificar la piscicultura. En el 2014 tenemos como reto seguir trabajando en todo lo que tiene que ver con la sobrecarga, seguir concientizando a los productores de cuánto está en capacidad de producir la represa de Betania, seguir trabajando de la mano con la Aunap para definir ese aspecto y otro tema importante es el llenado de El Quimbo por el riesgo que puede correr la piscicultura de Betania. Por eso estamos trabajando de la mano con el Ministerio de Ambiente, la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, la CAM, la Gobernación del Huila y Emgesa, para mirar el caudal benéfico tanto para Emgesa como los productores”, puntualizó Marnié Conde.