México (Notimex).- Científicos del IPN trabajan en la generación de biotecnologías apropiadas para el cultivo de huachinango, que incluyen el estudio de las particularidades biológicas de esa especie marina, de gran demanda por su color, sabor y textura.

En un comunicado, el IPN informó que un grupo de trabajo encabezado por los especialistas del Centro Interdisciplinario de Ciencias Marinas (Cicimar), Marie Sylvie Dumas Lepage, Renato Peña Martínez y Mauricio Contreras Olguín, han hecho aportaciones importantes en el estudio de ese pez, que en cierto momento se consideró especie negada para su manejo en cautiverio.

Expuso que el primer lote de reproductores silvestres de huachinango, capturados a 60 metros de profundidad, fueron trasladados a la Unidad Piloto Maricultivo (Upima) del Cicimar, donde años después se logró inducir su producción en cautiverio por primera vez.

Lo anterior, mediante el control de la temperatura del agua, las condiciones de iluminación y el suministro de alimento fresco, además de la aplicación de dosis hormonales para obtener los gametos de manera natural.

Dumas Lepage explicó que las crías de huachinango requieren alimento vivo de tamaño pequeño, en cantidad y calidad adecuadas, lo cual les permite sobrevivir más allá de los 20 días de edad y a partir de ahí son capaces de aceptar dietas inertes.

En tanto, Peña Martínez precisó que después de varios años de esfuerzo y pruebas experimentales, se logró producir en el Cicimar del Instituto Politécnico Nacional (IPN) la primera y única especie juvenil de huachinango en cautiverio.

A esta etapa de crianza se le conoce como “cuello de botella” por su grado de dificultad, de manera que este avance aportó información científica y tecnológica tendiente a implementar el cultivo de esta especie marina en México, explicó.

Contreras Olguín indicó que como resultado de los avances obtenidos a lo largo del proyecto de investigación, y gracias a los apoyos económicos brindados por el Politécnico y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), se obtuvieron avances paulatinos.

Añadió que se lograron valores de supervivencia de 3.2 por ciento para tener una docena de peces en 2005; 70 en 2009 y casi mil peces de un mes de edad en 2013.

El Cicimar destacó que de este proyecto politécnico se ha derivado una tesis de licenciatura, cuatro de maestría y una de doctorado.

También, una publicación nacional y tres internacionales, seis presentaciones en foros de México y el extranjero, diversas colaboraciones con otros investigadores, y actualmente están en proceso dos convenios con la iniciativa privada.