EEUU.- El 26 de marzo el Dr. Donald Stewart, profesor del Departamento de Biología Ambiental y Forestal de la State University of New York, en el Gateway Center, habló sobre su descubrimiento de una nueva especie de Arapaima (paiche, pirarucu) y los esfuerzos de conservación relacionados.

Arapaima son peces que respiran aire, que pueden alcanzar hasta 10 pies de longitud y pesos de hasta 400 libras. Ellos se ahogan si el aire de la superficie debido a que su branquias son esencialmente disfuncionales. Conocidos por vivir sólo en agua dulce, se cree que son “peces del pantano” en toda la Amazonía debido a su preferencia por el agua poco profunda y tranquila, donde respiran aire cada cinco a veinte minutos.

“Esto es una charla sobre el conocimiento convencional” inició Stewart, quien manifestó que las creencias no probadas podrían haber contribuido a la excesiva captura de algunas especies de Arapaima no reconocidas.

Gran parte de la confusión se remonta a 1868, cuando el científico Albert Günther escribió un artículo diciendo que solo había un solo tipo de Arapaima, en lugar de las cuatro especies originalmente reconocidas a mediados de los años 1800. Esta creencia se mantuvo hasta el año 2013, manifestó Stewart.

“Hasta el año 2013, la comunidad científica le creyó. O por lo menos sino le creyeron, no miraron esto” dijo Stewart, quien se dispuso a probar la afirmación de Günther. Su investigación incluyó el examen de peces preservados desde los años 1800 y el estudio de informes científicos antiguos y notas. “Usted no va a conocer de ellos en Google Scholar. Tiene que ir a los libros viejos” manifestó el científico.

Había cuatro especies de Arapaima descritos en los años 1800 con diferentes características que permiten a Stewart clasificarlos por separados: Arapaima gigas, Arapaima mapae, Arapaima agassizii y Arapaima arapaima. Por ejemplo, el Arapaima gigas tiene dos filas dientes comparados a la única fila en el Arapaima mapae en la mandíbula inferior, una diferencia que es visible a simple vista.

Hay un espécimen conocido de Arapaima gigas en el Museo Nacional de Historia Natural de parís. “Fui el primer científico en mirarlo desde 1847” dijo Stewart. El único espécimen conocido de Arapaima mapae esta en el mismo museo. A diferencia, Arapaima agassizii es reconocido sólo a través de dibujos de esqueletos; no hay especímenes preservados. Finalmente, A. arapaima se conoce de un espécimen en un museo, pero ese espécimen se ha perdido, así que las especies vienen siendo redescritas basados en especímenes frescos colectados de Guyana.

Stewart recientemente describió una quinta especie, Arapaima leptosoma de la Amazonía central, y continúa con su investigación para conocer mejor todas las especies y su diversidad. Los estudios en la actualidad se concentrar en el bajo amazonas cerca a Santarem en Brasil, así como en la amazonia peruana.

Stewart dijo: “Los pueblos indígenas en Guyana llaman Arapaima arapaima la 'madre de todos los peces'”, y él resalta que, debido a la norma cultural, los residentes locales mayormente dejan sólo el Arapaima. Advierte, sin embargo, que recientemente los cazadores furtivos representan una amenaza para esta especie.

El científico manifestó que es necesario identificar las nuevas especies para ayudar a las personas a entender las diferencias entre ellos, establecer la historia natural de los peces y apoyar los esfuerzos de conservación.

Stewart planea ir al Perú en septiembre para continuar con su investigación.