Mérida, Venezuela.- Un total de 34 mil alevines de cachamas han sembrado los fundos zamoranos Magdiel Páez y Antonio Muñoz Tébar del estado Mérida en el marco del programa de fortalecimiento de la acuicultura familiar y socioproductiva que adelanta el Instituto Socialista de la Pesca y Acuicultura (Insopesca) como una alternativa de producción de proteína animal.

El proyecto se lleva a cabo con la siembra de 3 mil alevines de cachamas en el Fundo Zamorano Antonio Muñoz Tébar, del Municipio Alberto Adriani y de 31 mil alevines en el Fundo Zamorano Magdiel Páez, en el municipio Obispo Ramos de Lora, los cuales fueron donados por Insopesca, así como 33 y 126 sacos de alimentos concentrado, entregados para las lagunas de estos espacios productivos.

Insopesca también dictó un taller de acuicultura básica en la cual se instruyó sobre los diferentes tipos de acuicultura que existen, calidad del agua, estudio del terreno, cómo se lleva a cabo la estructura de las lagunas para el engorde y la reproducción artificial de peces. Asimismo se educó sobre contabilidad básica en el manejo administrativo de unidades de producción acuícolas, en las que se les brindan las herramientas para gestionar de una manera eficiente y exitosa su programa productivo.

En este sentido María Villasmil, quien forma parte del Fundo Zamorano Antonio Muñoz Tébar destacó la importancia de este proyecto que además de generar frutos a los trabajadores también beneficiará a miles de personas.

“Esta es una oportunidad que nos dio el Gobierno Bolivariano en el cual nosotros podemos producir alimento que será distribuido al pueblo a un precio por debajo de los mercados capitalistas, con lo que muchos mas venezolanos tendrán acceso a comerse un buen pescado, al tiempo que obtenemos ganancias para nuestros hogares”, resaltó Villasmil.Se estima que en total se obtenga una cosecha de unos 40 mil 795 mil kilos de proteína acuícola que será distribuida a través de las Ferias del Pescado y los mercados a cielo abierto que impulsa el Estado, asimismo parte de la producción se colocará a un precio justo a disposición a las comunidades adyacentes.