Huaraz, Perú (Ancash Noticias).- El Ministerio de la Producción (Produce) estableció que mañana se iniciará la veda reproductiva del recurso trucha (Oncorhynchus mykis) en los cuerpos de agua públicos del departamento de Áncash, quedando prohibida la extracción, el transporte, la comercialización y el procesamiento de este producto.

Según resolución ministerial publicada hoy, la veda reproductiva se prolongará hasta el próximo 31 julio.

Dispone, igualmente, que las personas naturales y jurídicas que cuenten con "stock" de trucha proveniente de la zona tienen un plazo de siete días calendario, contados a partir de mañana, para su comercialización, siempre que presenten una declaración jurada sobre dicho cargamento a la dependencia con competencia pesquera del gobierno regional de Áncash.

Previamente, la Dirección Subregional de la Producción-Huaraz, del gobierno regional de Áncash, solicita que se emita la norma respectiva declarando la veda reproductiva de este recurso hasta el 31 de julio.

Para ello, el Instituto del Mar del Perú (Imarpe) remitió el documento "Consideraciones sobre propuesta de veda reproductiva de la especie trucha arco iris", en los recursos hídricos de la región Áncash, en que recomienda la veda reproductiva para proteger la citada especie con base en un principio precautorio.

Además, aconsejó la ejecución de un seguimiento en diversas áreas regionales representativas, de la condición reproductiva (muestreo mensual para análisis del Índice Gonadosomático (IGS)) de las poblaciones silvestres, con el objetivo de evaluar la procedencia de establecer vedas por regiones.

Es así que la Dirección General de Políticas y Desarrollo Pesquero, a través del Informe de Vistos, sobre la base de lo informado por el Imarpe, y en concordancia con la normativa vigente, juzga pertinente emitir la resolución mencionada.

Quedan exceptuadas de la prohibición las comunidades y agrupaciones de pescadores artesanales que realicen la extracción de trucha de cuerpos de agua cerrados, que cumplan con tres condiciones fijadas por Produce.

Entre estas se precisa que los cuerpos de agua no tengan comunicación con ríos; que cuenten con autorización para efectuar el poblamiento o repoblamiento del recurso trucha, y que acrediten ante la dependencia con competencia pesquera del gobierno regional de Áncash que dichos ambientes hídricos han sido materia de poblamiento mediante actas, facturas, convenios u otros documentos.

Por último, la resolución indica que de contradecir lo dispuesto serán sancionados conforme a la Ley General de Pesca, el Reglamento de Inspecciones y Sanciones Pesqueras y Acuícolas (Rispac), entre otros.