Valparaíso, Chile.- Tras conocerse los resultados preliminares de una investigación del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura iniciada en septiembre del 2012, la entidad confirmó que los hallazgos clínicos inespecíficos detectados en truchas de cultivo, no son atribuibles a ninguna de las enfermedades listadas por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) para esta especie.

Así lo informó la Subdirectora de Acuicultura de Sernapesca, Alicia Gallardo, quien indicó que "conforme a lo establecido por el Manual de Pruebas Diagnósticas para los animales acuáticos de la OIE, y tras analizar alrededor de mil muestras, por el momento es posible descartar que estemos en presencia de alguna de las enfermedades consideradas de alto riesgo para esta especie, tales como la Septicemia Hemorrágica viral (VHS), Infección por Alphavirus (SAV), Necrosis Hematopoyética Infecciosa (IHN), entre otras".

La autoridad aclaró que la investigación que se realiza en centros de cultivo de Trucha arcoíris de la Región de Los Lagos, se inició tras detectarse un alza en la mortalidad levemente superior a los parámetros normales asociados a este cultivo, la cual no pudo ser asociada a hallazgos clínicos conocidos para dicha especie.

Respecto de las causas de este síndrome sin identificar, Gallardo indicó que a la fecha se continua trabajando para determinar su origen, el cual podría ser infeccioso, nutricional, metabólico, entre otros. "Para este fin se ha trabajado con la Red de Laboratorios Nacionales, encabezado por el Laboratorio Nacional de Referencia de Enfermedades exóticas de la Universidad Austral de Chile, y el laboratorio de referencia mundial de la OIE para Alphavirus, el Instituto Veterinario de Noruega (NVI)".

La subdirectora de Acuicultura además señaló que los niveles de mortalidad de la trucha están dentro de lo esperable, de acuerdo a los registros históricos que mantiene Sernapesca. "La mortalidad ha sido incluso menor al mismo período del año 2013, no obstante lo cual Sernapesca estará informando periódicamente de los avances de esta investigación", concluyó.

Finalmente, Gallardo también subrayó que dicha detección fue posible gracias los procedimientos de vigilancia preventiva que permanentemente desarrolla el Servicio, autoridad sanitaria en el ámbito de la Acuicultura.