Oruro, Bolivia (La Razón).- Oruro se encuentra camino a convertirse en un potencial productor de trucha y pejerrey, pero para eso precisa de un presupuesto de por lo menos Bs 30 millones, informó a La Razón el responsable del proyecto piscícola de la Gobernación de ese departamento, Rolando Irahola Frías.

Aseguró que con esa cantidad se podrá atender a las 19 comunidades que cuentan con recursos hídricos para la producción de carne de trucha y pejerrey no solo de dos toneladas, sino más de diez, además de insertar a otras poblaciones que reclaman ser parte del proyecto.

Recordó que Oruro, pese a ser una zona altiplánica, ha demostrado ser un buen productor de trucha, tal como se vio en la feria de Huanuni, realizada en julio, en la que la comunidad de Condorquiña presentó ejemplares de trucha de unos 30 centímetros y un peso de más de 300 gramos.

Irahola explicó que el proyecto piscícola en Oruro fue inaugurado en octubre de 2009 con un presupuesto inicial de aproximadamente Bs 3,2 millones, y que terminará en diciembre con la producción de truchas en las 19 comunidades.

Detalló que 25 comunidades de 19 municipios, que son parte del proyecto piscícola, recibieron 101.000 alevinos de trucha, 5 toneladas de alimento balanceado, 2 toneladas de harina de pescado, 50 mallas ganaderas para las lagunas artificiales y 460 palos de apoyo para el enmallado, además de asistencia técnica. Aseguró que con la producción de trucha se busca dar seguridad alimentaria a la niñez de las 25 comunidades de esa región.