Chile.- Denominación de origen y sello étnico se suman a las características orgánicas del cultivo de truchas arcoíris a pequeña y mediana escala que aborda la Universidad Católica de la Santísima Concepción (UCSC) en Lebu. La iniciativa del Laboratorio de Ingeniería Acuícola de la Casa de Estudios busca establecer un mecanismo de generación de valor y diferenciación de productos para el desarrollo de una nueva actividad productiva para la Organización Funcional del Sector Pesquero Artesanal de la comuna de Lebu, en términos específicos, y a las organizaciones de pescadores de la provincia de Arauco, en general.

Según detalla el académico de la Facultad de Ingeniería de la UCSC Pablo Venegas, quien dirige el innovador “Estudio de prefactibilidad técnica y económica para la producción y comercialización de trucha orgánica en la Provincia de Arauco, Región del Biobío”, se trata de una propuesta orientada específicamente a satisfacer las necesidades de diversificación productiva del sector, lo que le valió la adjudicación de un Fondo de Fomento a la Pesca Artesanal, por un total de $20.000.000, y que beneficiará a alrededor de 800 pescadores artesanales de la Mesa Comunal de Pesca de Lebu.

Para Venegas, la implementación y desarrollo de una acuicultura de pequeña y mediana escala es una opción concreta y evaluada tanto en Chile, como en América Latina y el resto del mundo que, bien realizada, puede facilitar el desarrollo de una nueva actividad productiva, en especial para las organizaciones de pescadores y sus familias. Ese es el fenómeno que la UCSC busca desencadenar con su investigación, a partir también de la generación de transferencia tecnológica adaptada a sus nuevos usuarios y factibilidad técnica y económica demostrada, que estos puedan alcanzar de manera efectiva.