Mejillones, Chile (Portal Minero).- El experto en Cobia de la Universidad de Miami, doctor Carlos Tudela, llegó por una semana a Mejillones, el único lugar de Chile donde se cultiva la especie, para traspasar sus conocimientos y ayudar a asegurar una buena reproducción de los peces, a fin de obtener huevos fecundados regularmente y poder de esa manera comenzar con la etapa piloto comercial que busca el proyecto.

Daniel Nieto, emprendedor de la iniciativa, señaló que “la capacitación a los pescadores que trabajan con nosotros, les ha permitido aprender a reconocer el sexo de las especies y practicar su marcaje, además del manejo de las ovas fecundadas, la alimentación con larvas y manejar a cabalidad la temperatura del agua, muy importante en la etapa de reproducción”, puntualizó.

Para el pescador Ramón García, “el reconocer por ejemplo el sexo de los peces es algo que nosotros no conocíamos, por eso que ahora sabremos el momento de los desoves y los ciclos que se tomará y nos tendrá más atentos para poder capturar más huevos. Lo que hemos aprendido es mucho”, indicó García.

Mientras que Carlos Tudela, declaró que “este es un proyecto genial, porque se tuvo la habilidad de hacer peces marinos tropicales en un lugar que no tiene características de zona tropical, para que la gente de Chile y sudamérica puedan comer este pez y conocer mucho más de él. Aquí hay un buen resultado y estoy contento de aportar al éxito de este cultivo”.

La Cobia es un pez es bastante cosmopolita. En cuanto a su valor gastronómico y nutricional, es de  carne blanca, ideal para sushi, sashimi o cebiche, tiene más omega 3 y crece más rápido que el salmón.
 
El proyecto de cultivo de cobias es único en el mundo, no sólo porque se cultivan peces por primera vez en una central de generación eléctrica, aprovechando las aguas de descarga que cumplen con la temperatura ideal para el hábitat del pez, sino que además porque la iniciativa permitió que se obtuvieran los primeros 5 mil huevos fecundados de la especie en Chile.

El hito en la acuicultura nacional ocurrió durante la segunda quincena del mes de octubre, a dos años de haber llegado las primeras ovas desde Estados Unidos para dar vida a la iniciativa en Mejillones.