República Dominicana.- La Universidad ISA y el Instituto Dominicano de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (IDIAF), impartieron el curso-taller “Control de la Reproducción de Tilapia Usando Alimento con Hormonas”. 

La actividad se realizó en los salones de conferencia de la Estación Experimental Acuícola Santiago del IDIAF (EEAS), los días 26 y 27 de  enero del 2015 y fue facilitada por la Profesora Aweeda Newaj-Fyzul, de la University of Stirling, Inglaterra.

Esta actividad, de actualización profesional en acuicultura, estuvo  dirigida a capacitar en los aspectos fundamentales sobre el control de la reproducción de tilapia usando alimento con hormona (17 alfa metil testosterona) a los investigadores del IDIAF, profesores y estudiantes de la Universidad ISA.

Esta actividad se realizó con el objetivo de darle continuidad al estudio de los avances en educación para la sustentabilidad y el desarrollo de oportunidades de la acuicultura caribeña que promueve el Proyecto PESCADO, el cual cuenta con financiamiento de la Unión Europea y tres universidades (University of Stirling, University of Guyana y Universidad ISA). Este proyecto está siendo liderado en la República Dominicana por la Universidad ISA de Santiago y el IDIAF.

La actividad fue coordinada por el doctor Rafael Amable Vásquez, Decano de la Facultad de Ciencias Agroalimentarias y del Ambiente de la Universidad ISA y  coordinador del Proyecto PESCADO, y por la licenciada Sonáliz Corniel, encargada de la Estación Experimental Acuícola Santiago del IDIAF (EEAS).

Al finalizar el curso los participantes recibieron sus respectivos certificados luego de haber aprobado una evaluación escrita.

El evento contó con la participación de los investigadores y técnicos en acuicultura de la Estación Experimental Acuícola Santiago del IDIAF, licenciada Walkiria Cruz Alvares, el ingeniero Diógenes Castillo, el licenciado Anllelo Gómez, la licenciada Amarely Santana y el ingeniero Miguel Reyes.

También, estuvieron presentes estudiantes de las carreras de medicina veterinaria, ecología y gestión ambiental y de agronomía de la Universidad ISA, así como la estudiante de la carrera de agronomía de Rheinische Willhelms Universitat en Bon, de Alemania Christiane Mokrob, voluntaria de la Organización Weltwarts “Hacia el Mundo / Ecoselva”, que realiza actividades de intercambio de experiencia académica en la Universidad ISA y en la Estación Experimental Acuícola Santiago del IDIAF (EEAS).

Importancia del uso de alimento con hormonas en la reproducción de la tilapia
Según Méndez y Quintanilla (2007), la tilapia presenta una madurez sexual temprana, esto es un problema ya que no alcanza tallas comerciales por el gasto de energía que conlleva la reproducción. Muchos productores utilizan la técnica de sexado manual para lidiar con este problema y obtener así cultivos monosexo (cultivo de solo machos). La técnica de inducción sexual (esterilización sexual) es una alternativa que permite garantizar la obtención de altos porcentajes de machos, los cuales crecen más rápido y triplican el tamaño de las hembras, por lo que su valor comercial es mayor.

La inducción sexual es el proceso que consiste en adicionar andrógenos (17 alfa metil-testosterona) al alimento que se le suministra diariamente a los alevines de tilapia durante 28 días, después de que el alevín ha consumido su saco vitelino, ya que en este período la tilapia no ha desarrollado sus gónadas sexuales (Prieto et al. 2002).
El proceso de esterilización o inducción sexual de tilapia se desarrolla en un período de 28 a 30 días, sin embargo, para determinar la efectividad la investigación se desarrolla en 4 etapas: selección de reproductores y obtención de larvas, esterilización sexual (reversión sexual), precría y engorde.

La inducción sexual es una técnica que consiste en desarrollar alevines machos, alimentándolos después de haber absorbido su saco vitelino con una mezcla de alimento concentrado y hormona masculina (17 alfa metil-testosterona) a una dosis de (60 ml de la hormona/kilogramo de alimento) y puede ser realizada en diferentes infraestructuras de cultivo: piletas, hapas, y estanques excavados en tierra (Popma y Green 1990).