Brasil.- Una investigación de Embrapa pretende establecer la cantidad ideal de agua en el procesamiento de algunos de los peces más consumidos en el país. Para esto, la organización viene instalando hidrometros ultrasónicos en plantas de procesamiento de pescado en los Estados de Rio de Janeiro, Santa Catarina, Sao Paulo y Tocantins.

El proyecto denominado “Gerenciamento hídrico aplicado a entrepostos de pescado" es ejecutado en convenio con diversas instituciones.

Los peces elegidos para la investigación son los de mayor relevancia económica. En la región Norte, el tambaqui y el pintado integran el trabajo. De acuerdo con la coordinadora del proyecto, la ingeniera de alimentos de Embrapa Pesca e Aquicultura, en Tocantins, Danielle de Bem Luiz, para cada una de las especies, se esta determinando la cantidad mínima de agua necesaria para el procesamiento, y con los resultados del estudio, se pude hacer una optimización del uso de agua.

El proyecto se inició a finales del año 2012 y terminará a finales de este año. La coordinadora indica que los estudios apuntan que cuanto más etapas tienen el procesamiento de pescado, se hace un mayor gasto de agua. El costo para la industria debe ser calculado para el agua que sale del procesamiento, debido a que esta debe ser tratada antes de ser descargada.

Además de determinar las cantidades mínimas de agua demandadas por la especie, el proyecto tiene como finalidad el de recomendar buenas prácticas con la finalidad de que los procesos utilicen menos agua y garanticen la calidad higiénico-sanitario del producto.

El proyecto cuenta con financiamiento de Ministério da Pesca e Aquicultura y del CNPq – Conselho Nacional de Desenvolvimento Científico e Tecnológico.