Huila, Colombia.- Ante la mortandad inusual que se viene presentando inicialmente en peces con peso entre 180 gr – 250 gr, en el Embalse de Betania durante los últimos 30 días, la Autoridad Nacional de Pesca y Acuicultura – AUNAP ha previsto implementar un plan operativo de control y seguimiento para las piscícolas del Embalse y la supervisión de ingreso de alevinos en los Puertos.

Las mortalidades iniciaron el pasado 15 y 16 de marzo reportando afectación a tres piscícolas, mediante la observación de cambios en el comportamiento de los peces, situación que se repitió en otros proyectos y fue avanzando hacia otras zonas.

El pasado 30 de marzo después de varias reuniones en las que se viene trabajando coordinadamente con la Gobernación del Huila, la Secretaría de Agricultura, Secretaría Técnica de la Cadena, representantes del sector productivo, ASOPISHUILA, FEDEACUA; ICA Seccional Huila, CAM y Secretaría de Salud Departamental, se firmó un acta de compromiso donde se estableció como medida de control sanitario, suspender el ingreso de alevinos a las empresas piscícolas ubicadas en el embalse hasta que las condiciones ambientales y sanitarias sean adecuadas para la especie.

Teniendo en cuenta que las malas condiciones continuaban y afectaban a los peces, el 7 de abril de 2015 la Gerencia Seccional Huila ICA, expide la Resolución No 118 “Por medio de la cual se establece una medida de prevención sanitaria”, que estableció suspender la siembra de alevinos en las jaulas y jaulones, el principal objetivo es minimizar las mortalidades y establece una serie de medidas de manejo.

Por otra parte, se evidenció que los volúmenes de mortalidades eran altos, ante lo cual la Corporación Autónoma Regional Alto Magdalena – CAM, inició controles permanentes para prevenir y evitar la disposición inadecuada de mortandad en el interior del Embalse y alrededor del mismo, de igual forma inició el seguimiento y monitoreo a los sitios determinados para la disposición y aprovechamiento; lo anterior para prevenir una emergencia ambiental y en atención a la imperiosa necesidad de buscar soluciones propicias que mitiguen los impactos que se puedan generar. La CAM de manera conjunta con la Procuraduría Ambiental y Agraria emitió circular externa de cumplimiento inmediato y de adopción de medidas por parte de los piscicultores.

La AUNAP hace parte de la mesa institucional de seguimiento donde se conoce el avance y se toman decisiones para el manejo de la problemática. Diariamente también hace presencia en el Puerto Seboruco para la verificación del transporte terrestre con el fin de hacer control al ingreso de alevinos al Embalse; por otra parte, se realizaron recorridos de control y seguimiento a las piscícolas en el Embalse, las cuales fueron suspendidas por recomendación del ICA, para evitar la diseminación y afectación sanitaria a zonas consideradas sanas. Los profesionales de la AUNAP, oficina en Neiva, están avanzando en la revisión y análisis del estado de cada uno de los permisos con el objeto de implementar acciones para regular en un término de tiempo por concertar la capacidad de carga de 22.000 toneladas en el Embalse y poder tener para la próxima vigencia el control total de la producción.

Otto Polanco Rengifo Director de AUNAP aseguró que la situación ha sido monitoreada desde el comienzo y afirmó que “lo más importante en este momento es evitar que sigan muriendo más peces, estamos trabajando para dar solución pronta a esta situación”.

Es importante aclarar que el pescado proveniente del Embalse de Betania es de buena calidad y apto para el consumo, para ello la Secretaría de salud Departamental y el INVIMA están realizando controles permanentes y toma de muestras que evalúan la calidad de los productos provenientes del cultivo y de la pesca artesanal en el Embalse. Por ahora solo resta continuar con el monitoreo de calidad de agua y controles en los puertos; así mismo se mantendrán medidas de Buenas Prácticas Acuícolas - BPA y el adecuado y responsable manejo de las mortalidades.