Jaguariúna, Brasil.- Un Equipo de Embrapa Meio Ambiente, en convenio con APTA de Monte Alegre do Sul y con la Associação de Produtores de Itapira e Região (ASPI), se reunió para establecer un método de evaluación de la calidad del agua en la piscicultura a partir de bioindicadores.

La reunión tuvo como objetivos el analizar el impacto de las alteraciones de la calidad de agua sobre la comunidad de macroinvertebrados acuático de los estanques; establecer una relación de la calidad del sedimento con la parasitofauna de los peces; además de discutir la creación de una base de datos sobre la comunidad de macroinvertebrados bentónicos del sedimento de los estanques, tecnología que podrá ser transferida a los productores de tilapia.

Durante el encuentro, se presentaron los organismos bentónicos y la forma que son usados como herramientas de evaluación de la calidad del agua, en complementación a la evaluación tradicional de las variables físicas y químicas. También se discutió sobre la evaluación y utilización de los parásitos de los peces en la prevención de la ocurrencia de enfermedades, además de su relación con la calidad del agua.

Según Mariana Moura e Silva, científica de Embrapa y coordinadora del proyecto, una de las primeras etapas del proyecto será la caracterización de los sistemas de producción, con estudio de los datos físico-químicos sobre la calidad del agua.

Después de este análisis, el grupo seleccionara las propiedades que recibirán los colectores o el sustrato artificial para el desarrollo del biomonitoreo, y pretende también, establecer visitas a los productores para la elaboración de la metodología de campo a ser entregada.

Mayor información:
Cristina Tordin (MTB 28499) 
Embrapa Meio Ambiente 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 
Telefone: 19 3311 2608