Huila, Colombia.- Los piscicultores de la represa de Betania buscan condiciones especiales para llevar la producción a estanques en tierra. Piden celeridad en el acompañamiento financiero dado que el plazo para terminar con la sobrecarga en el embalse vence en noviembre.

Créditos con un incentivo a la capitalización rural -ICR- del 30% fue una de las demandas de la Asociación de Piscicultores del Huila -Asopishuila- planteadas ayer en la reunión que sostuvieron con delegados del Ministerio de Agricultura, Banco Agrario de Colombia y Fondo para el Financiamiento del Sector Agropecuario -Finagro-. Los empresarios plantean esta opción como una de las estrategias para obtener recursos que luego serán destinados a pasar la piscicultura a tierra.

Los agremiados que en la actualidad tienen sus cultivos en la represa de Betania  y tienen un plazo de cinco meses para disminuir la sobrecarga del embalse -por resolución de la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (Aunap)- creen que migrar a estanques es una opción para que el sector piscícola no tenga afectaciones en competitividad y oferta, además de no tener pérdidas económicas.

Proyectos se evaluarán individualmente

Efrén Tovar, presidente de Asopishuila, pidió a las entidades referidas que una de las mayores dificultades para el financiamiento son los requerimientos de licencias de concesión de aguas (otorgada por la CAM) y de producción (emitida por la Aunap) ya que son trámites demorados. A la situación, Luis Felipe Socarrás, asesor de Minagricultura, respondió que los productores deben presentar las solicitudes ante Bangrario y Finagro sin necesidad de más documentos.

“En estas negociaciones debemos tener en cuenta que los esfuerzos son de lado y lado, nosotros colocamos a disposición de los productores todos los organismos centrales y departamentales para que se pueda hacer un buen trabajo. Por otro lado, ellos deben presentar sus proyectos, ver cuál es la viabilidad y los recursos que tienen para lograr este fin”, declaró el funcionario.

Entre tanto, Tovar pidió celeridad en la aprobación del financiamiento dadas las condiciones establecidas por la Aunap. “Estamos aspirando que el capital de trabajo sea de un año  y ojalá fuera rotativo porque las cosechas son cada seis o siete meses. Pedimos un ICR especial porque nuestras condiciones son diferentes, vamos a salir de producir catorce toneladas en un jaulón de 400 metros al mismo volumen en una hectárea de tierra, es mucho más costoso”, explicó.

“No es subsidio, es una compensación”

El presidente de Asopishuila advirtió que las solicitudes que están haciendo no son diferentes a las ayudas que el Gobierno Nacional ya ha dado a otros sectores económicos como el cafetero o el arrocero. “Tienen la garantía de que ninguno de nosotros va a ensayar, conocemos lo que hacemos. Se han presentado unas dificultades con el manejo ambiental pero vamos a corregir los errores del pasado”, manifestó.

Por su parte, Luis Felipe Socarrás advirtió que las condiciones especiales se definirán en el proceso de otorgamiento de los créditos. “Estamos trabajando en conjunto con los productores y las entidades a nivel departamental o nacional para llegar a una solución de financiamiento y solucionar la situación de  sobrepoblación de peces en la represa de Betania que puede afectar a miles de personas ya sean trabajadores o propietarios. Sabemos la importancia de este renglón en la economía del departamento”, sostuvo.

Finalmente, Jorge Muñoz, gerente de la piscícola Cool fish SAS, dijo que “no estamos hablando de un subsidio, yo lo llamaría más bien una compensación. El ICR lo pensamos como una manera de subsanar esos daños económicos que se van a dar (por la disminución de la carga en la represa). Estudien los proyectos individualizados. Somos empresarios, somos exitosos y por eso nos hemos excedido”.

Por ahora, desde Minagricultura el respaldo es solo a través de créditos y no por proyectos. “Estamos trabajando en la disponibilidad de recursos, hasta el momento se trata de créditos y todavía no se ha especificado alguna ayuda adicional. Como Ministerio de Agricultura los convenios de Pares aún no se han definido, la priorización de estos proyectos por sectores productivos depende de la Gobernación”, puntualizó Socarrás.

Por: Paulina Maria Yañez Vargas
Fuente: El Diario del Huila