Tegucigalpa, Honduras.- Unas 254 granjas piscícolas de pequeños productores de tilapia del Valle de Comayagua, fueron georreferenciadas a fin de contar con datos estadísticos que permitirán fortalecer al rubro de cultivo de tilapia en zona, con lo que lo que la Secretaría de Agricultura y Ganadería, (SAG), ha logrado conocer la necesidad de capacitación y asistencia técnica, así como la implementación de nuevas tecnologías en el cultivo de tilapia, para incentivar la producción, la inversión y la competitividad de la cadena.

 

El estudio establece que hay un total de 649,950.40 metros cuadrados de espejo de agua y solamente el 8.26 por ciento de los productores de los 16 municipios, están organizados en la Asociación de Acuicultores del Valle, (AQUAVALL).

Los productores abastecen el mercado local con 2 millones 829 mil libras de tilapia eviscerada las cuales son comercializadas en las aldeas, caseríos y en la Feria del Agricultor los fines de semana, la demanda de alevines para esta producción es de 4.9 millones los cuales son producidos y distribuidos a los productores por el Centro Nacional de Investigación Piscícola El Carao, de la Dirección General de Pesca y Acuicultura, (Digepesca), y por la granja piscícola Los Palillos.

Dicha actividad genera 254 empleos directos y mil 250 indirectos aportando de esta manera al desarrollo económico  y a la Seguridad Alimentaria, mejorando los ingresos, la nutrición y la calidad de vida de los pobladores.

El rango de precio para las dos especies de mayor comercialización es de L. 32.5 para la tilapia roja y L. 31.0 para la gris,  la especie de mayor demanda en el mercado es la tilapia roja.

La georreferenciación se realizó con el apoyo de la Fundación Hondureña de Investigación Agrícola, (FHIA), la cual apoya a la SAG en temas de investigación y tecnología.

Dichos resultados fueron presentados a los productores, al personal técnicos de la SAG y al Vice ministro de Ganadería, José Luís Osorio, quien aseguró que ya se han tenido acercamientos con empresas interesadas en fortalecer la cadena productiva pero es necesario que esté organizado el 100 por ciento de los productores, para definir la capacitación, asistencia técnica y el mercado, el funcionario manifestó que la meta es indexar a los productores a la Federación Nacional de Agricultores y Ganaderos de Honduras, (FENAGH).

Agregó que, no todos los productores trabajan bajo un marco responsable técnico y la idea es que trabajen bajo una bitácora de trabajo, como en el mejoramiento de las líneas genéticas y en aplicación de las nuevas técnicas de cultivo, que está muy deficiente en contraste con los parámetros productivos que hoy se necesitan, no existiendo una conexión directa entre el productor, el comercializador y el consumidor final, por lo que se busca un sistema integral, una cadena que fortalezca cada uno de los eslabones, concluyó.