Salvador, Brasil.- Las actividades de la Unidade de Pesquisa (UP) implantada por medio de un convenio entre el Ministério da Pesca e Aquicultura (MPA) y la Universidade do Estado Bahia (UNEB), en el municipio de Igrapiúna, concluyeron con resultados relevantes para el avance de la maricultura brasileña. El proyecto de investigación evaluó el sistema de producción para el cultivo de cobia o bijupirá (Rachycentron canadum).

Se utilizó un área de 4500 m2 en donde se instalaron 12 jaulas. Los científicos informan que los módulos empleados como parte de la tecnología de producción fueron registrados en una patente a través del Instituto Nacional da Propriedade Industrial (INPI), en el año 2011, como  ‘Invenção da balsa de flutuação para produção em pequena escala’.

Los sistemas de cultivo para el proyecto fueron adquiridos anteriormente con recursos proveniente de la Fundação de Amparo à Pesquisa do Estado da Bahia (FAPESB) y de ST Serviços Técnicos em Aquicultura Ltda (Seta Aquicultura) que también participaron del proyecto. Además de las organizaciones mencionadas se contó con la participación de Bahia Pesca quien dono parte de los alevinos y el Conselho Nacional de Desenvolvimento Científico e Tecnológico (CNPq) quien financió las bolsas de investigación.

La información generado en el cultivo experimental de cobia instalado en UP fue presentada en eventos y en publicaciones científicas. Además de la producción de conocimiento científico, también se realizado la capacitación y la contratación de la mano de obra local para la confección de las redes y gestión en los cultivo.

La investigación evaluó el rendimiento del cultivo de cobia a pequeña escala en áreas que pueden ser utilizadas por los pequeños y medianos productores (regiones estuarinas y marinas encerradas y de poca profundidad). Para esto, se desarrollo y probo equipamiento y se ajusto la metodología de cultivo a las condiciones ambientales, especialmente en relación a la hidrología y salinidad.

Los ensayos nutricionales fueron realizados con una ración comercial, específica para peces marinos, y una ración experimental en combinaciones diferenciadas por lotes y períodos. Los peces alcanzaron en el primer año de cultivo un peso promedio de 2,75 kilogramos, una tasa de sobrevivencia superior a 90% y un índice medio de conversión alimenticia de 1:3,15.

En el segundo año de cultivo se registró un período de mortalidad crónica después de una acentuada reducción del apetito y del ritmo de crecimiento de los peces, siendo atribuida estos episodios a una dieta que no cumple con las exigencias nutricionales de la especie, frente a los cambios ocurridos en las condiciones ambientales.

El proyecto permitió la obtención de una serie de indicadores importantes para el establecimiento del cultivo de esta especie en jaulas en un ambiente estuarino. A partir de los resultados preliminares fueron identificadas las demandas tecnológicas fundamentales para el desarrollo de un protocolo de cultivo técnico que sea adecuado, económicamente viable y adecuado para el ambiente.