Washington, EEUU.- Los científicos de siete universidades de EEUU se han unido para desarrollar tecnología que ayude a los productores de bagre a satisfacer la creciente demanda de los consumidores. Estos científicos participan en el Multistate Research Project S-1031 "Hybrid Catfish Production & Performance" (S-1031), el cual es apoyado por el National Institute of Food and Agriculture de la USDA.

Los científicos de S-1031 concentran sus estudios en la mejora de la eficiencia de la tecnología y las prácticas utilizadas para la crianza del bagre híbrido.

“Aunque el bagre del canal representa el 70 por ciento de la industria del bagre, la producción ha disminuido, los productores comerciales y pequeños tienen problemas para seguir el ritmo de aumento en los costos de producción y el pescado importado más barato. Por eso es imprescindible que sigamos trabajando para hacer más fácil la producción del bagre híbrido que crece más rápido. Aunque el bagre híbrido puede reducir los costos de producción, los productores necesitan tecnología especifica para la producción y cosecha” dijo Saied Mostaghimi, director del Virginia Agricultural Experiment Station en la Virginia Tech y asesor administrativo de S-1031.

Los científicos han trabajado juntos para incrementar la adopción de tecnología y prácticas que promuevan la eficiencia entre los productores de bagre híbrido. Específicamente, los científicos han desarrollado tecnología para la clasificación de los peces en los estanques en grupos por tamaños. Además, los científicos han desarrollado las formas de mejorar la reproducción de los híbridos, como la extensión de los períodos de desove, determinación de la temperatura ideal y el tiempo de eclosión de los embriones, alterando las dietas de los bagres hembras para incrementar la fecundidad, y la reproducción selectiva para seleccionar los peces con rasgos valiosos.

“Mejorar la producción de bagre híbrido y la tecnología de cosecha no sólo ayudan a nuestros productores, también mejora nuestra seguridad alimentaria debido a que la demanda por el bagre híbrido se incrementa. El cultivo de bagre es un impulsor económico en muchas comunidades, especialmente aquí en el sur, y esperamos que nuestra investigación sostenga la productividad y las ganancias de nuestros productores” manifestó Mostaghimi.

La producción de alevinos de bagre híbrido se han incrementado drásticamente desde que los investigadores del S-1031 empezaron a trabajar en el proyecto. De hecho, el año pasado, 200 millones de alevinos de bagre híbrido fueron producidos, lo cual es 12 veces la producción del año 2007. Este año, se espera que la producción de bagre híbrido represente más del 50% de la producción de bagre.

Las universidades participantes del proyecto son: University of Arkansas, Auburn University, University of Maryland, University of Memphis, University of Minnesota, Mississippi State University y Southern Illinois University.

Mayor información sobre "Multistate Research Project S-1031 "Hybrid Catfish Production & Performance" (S-1031) en:
http://saaesd.ncsu.edu/docs/S1031%20Impact%20Summary%20FINAL20150223.pdf