Tasmania, Australia.- Una enfermedad crónica rara llamada micobacteriosis que causa mortalidad en los peces ha sido encontrara por primera vez en el salmón de cultivo en Macquarie Harbour, en la costa oeste de Tasmania.

Un informe interno del Departamento de Industrias Primarias obtenido por el medio australiano ABC Rural a través de la ley de derecho a la información, reveló que el año pasado se incremento la tasa de la enfermedad.

El informe vincula la enfermedad con un ambiente degradado, y advierte que los niveles bajos de oxígeno en Macquarie Harbour y el medio marino complejo incrementa el riesgo de enfermedades entre los salmones.

El profesor de patología veterinaria de la University of Adelaide, Dr. Stephen Pyecroft, dijo que un ambiente degradado empeoraría la incidencia de la enfermedad.

“Tienes un incremento en el número de aquellas bacterias si tienes bajos niveles de oxígeno disuelto, altos niveles de detritus y entras en lo que llamamos un ambiente eutrófico” dijo Pyecroft. “Esto puede promover la presencia de la micobacteria, con cualquier ambiente degradado tu predispones a los animales a la infección”.

El informe detalla que los productores empezaron a informar un incremento en la incidencia de la inflamación en los riñones de los peces o “riñones granilomatosos”, que fue causado por una infección con Mycobacteria salmoniphilium.

El informe vincula la enfermedad a las condiciones ambientales

Un portavoz del Department of Primary Industries, Parks, Water and the Environment (DPIPWE), dijo que la micobacteria es una bacteria común del ambiente, que se encuentra en el suelo y agua.

“Hubo un registro accidental previo de esta bacteria en los salmones de cultivo, así como en el sureste del estado” destacó el portavoz. “En esta etapa la incidencia de esta detección en las muestras de Macquarie Habour es bastante bajo, con 7 de las 79 muestras en la Animal Health Labs indicando su presencia”.

“La detección de esta bacteria no representa un brote de la enfermedad, pero algunos peces han cogido la infección” manifestó el portavoz al medio ABC Rural.

La enfermedad es comúnmente conocida como “la tuberculosis de los peces” y puede diseminarse entre los peces a través de las fuentes de agua contaminada, consumo de piensos contaminados, y el canibalismo de los peces infectados o muertos.

Los peces pueden albergar la enfermedad, que no es mortal en todo los casos, por largos períodos de tiempo, y es posible que se recuperen si las condiciones ambientales cambian. La infección desde los peces a los humanos es extremadamente raro.