Nueva Zelanda.- El Ministry for Primary Industries (MPI) está trabajando con la industria salmonera para entender mejor el problema que ha surgido en los últimos veranos en el estrecho Marlborough. Como se informo, una granja salmonera en bahía Waihinau experimento mortalidades más altas que los normal a inicios del año 2012 y esto a continuado en los subsecuentes veranos.

Funcionarios de MPI se reunieron con representantes de la industria para evaluar la situación, compartir conocimiento y discutir los próximos pasos a tomar.

El administrador Chris Rodwell dijo que MPI cree que hay un grupo de factores, entre los cuales se incluyen las altas temperaturas del agua, el flujo del agua, la dieta y aun las anemonas marinas.

“Además, nuestras pruebas genéticas desarrolladas por nuestro Animal Health Laboratory han revelado la presencia de dos bacterias que no habían sido previamente detectadas en Nueva Zelanda” indicó el funcionario.

La bacteria, un organismos parecido a Rickettsia (cepa aun no identificada) y Tenacibaculum maritimum pueden causar la enfermedad en los peces, pero no afectan a las personas.

“No hay preocupación sobre la seguridad del alimento asociados con esta situación “dijo Rodwell. “Nuestra atención ahora, es determinar, si hay relación entre estas bacterias con las altas tasas de mortalidad durante el verano”.

“MPI esta activamente gestionando la situación y esta trabajando con los salmoneros en todo el país para recolectar información y muestrear los peces para determinar si la bacteria existe fuera de Marlborough”.

“Esta información nos ayudará a decir como gestionamos la situación” destacó Rodwell.