Ecuador.- Con el propósito de cubrir las necesidades que se presentaron después del deslave ocurrido el 26 de junio en la parroquia Oyacachi, provincia de Napo, e impulsar la producción acuícola de pequeños productores de la zona, el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (MAGAP) entregó 10 mil alevines de trucha.

Los alevines, provenientes del Centro de Investigaciones Acuícolas (CENIAC), fueron entregados por técnicos de la Coordinación Zonal 2 del MAGAP  y  la Dirección Provincial Agropecuaria de Napo.

Wilmer Parión, presidente de la Asociación de Piscicultores de Oyacachi, agradeció al MAGAP por la entrega y manifestó que “los técnicos del Ministerio nos dieron la mano en el momento más difícil que pasamos; nos ayudaron con la asistencia   y la verificación de los daños. “

Florinda Farinango, piscicultora afectada, indicó que con el deslave que se produjo en su comunidad perdió casi toda la producción de trucha que tenía en ese momento, lo que afectó al bienestar de su familia. Añadió que con esta entrega podrá trabajar en esta actividad.

Javier Abad, director Zonal 2 de Acuacultura y Pesca, señaló que dentro de los compromisos acordados con los pisicultores de la parroquia de Oyacachi se realizó la gestión para la dotación de alevines de trucha arcoíris a los dos productores que presentaron afectación en un 90% de su producción.

Agregó que los técnicos darán la debida asistencia técnica  a los dos beneficiarios, con la finalidad de garantizar el éxito en la producción piscícola del sector.