Canadá.- Grupos ambientalistas han llevado al Gobierno de Canadá a los tribunales en un intento de detener la producción de huevos de salmón modificado genéticamente.

Una empresa estadounidense ha obtenido un permiso para producir huevos fértiles de salmón en Canadá y enviarlos a Panamá, donde serán cultivados con la esperanza de que los peces sean aprbados para el consumo humano en EEUU y Canadá, informó el medio The Guardian.

AquaBounty Technoogies, con sede en Massachusetts, insiste de que pez modificado genéticamente no representa una amenaza para el ambiente y se mantendrá libres de antibióticos. El pez modificado puede crecer hasta el tamaño del salmón silvestre con 75% menos de alimentos, reduciendo la huella de carbono del producto hasta en 25 veces, destaca AquaBounty.

Sin embargo, los ambientalistas se dirigirán a la Corte Federal de Canadá para argumentar que existe un riesgo real de mezcla entre el salmón modificado genéticamente y los peces silvestres, y que el Gobierno de Canadá se equivocó al aprobar la producción de huevos en la isla Prince Edward.

“Este va a ser potencialmente el primer pez modificado genéticamente del mundo para consumo humano y es claro que la industria de GM quiere obtener la aprobación de otros productos animales después de esto” dijo Mark Butler, activista en el Ecology Action Centre, que está llevando el caso junto con el Living Oceans Society.

“Pensamos que las medidas para evitar la mezcla con el salmón del Atlántico silvestre son inadecuadas y una vez que haya la contaminación genética el salmón silvestre cambiará para siempre. Esto sería un gran experimento en vivo y no conocemos las consecuencias”.