Australia.- A pesar de la aprobación del salmón transgénico en EEUU, los salmoneros de Tasmania no alteraran su posición de no apoyar la producción de peces transgénicos para el consumo humano, en el corto plazo. Tasmania es el único estado de Australia que tiene una prohibición sobre los organismos modificados genéticamente (OMG).

Adam Main, presidente ejecutivo de la Tasmanian Salmonid Growers Association (TSGA) indicó al medio ABC que: “Nosotros como industria regidos por la International Salmon Farmers Association vamos a continuar sin usar el salmón modificado genéticamente en nuestra producción”.

“Hasta que se pruebe que es seguro por la ciencia y sea demandada por los consumidores, nosotros permaneceremos produciendo salmón como lo hacemos en la actualidad.

“La demanda esta creciendo para impulsar esta agenda. Vemos un deseo cada vez mayor por proteína saludable y estamos haciendo nuestro mejor esfuerzo para satisfacer esa demanda.

“A medida que los mercados en Asia crecen, y la población mundial crece, habrá una demanda cada vez mayor por el abastecimiento de proteína, y esto es algo que puedo predecir.”

Main dijo que las investigaciones OMG en la acuicultura esta ampliando las fronteras del conocimiento durante todo el tiempo, mostrando que fue posible, incluyendo la investigación natural o basado en la genética sin modificación genética.

Preparándose para un futuro con OMG

Main advirtió que si la industria falla en prestar atención a los avances tecnológicos, podría hacer que Australia quede rezagada.

“Si restringimos mucho la investigación ahora, quedaremos detrás cuando se requiera en el futuro”.

Según Main, en toda Tasmania los productores de salmón están unidos en rechazar los OMG, por ahora.