Vancouver, Canadá.- La única granja de engorde de salmón del Atlántico en tierra batallo con problemas técnicos y de equipamiento durante el 2015, pero los operadores están cerca de cubrir los costos de producción.

La granja de crianza de salmón en tierra Kuterra (un proyecto comercial piloto localizado cerca a Port McNeill) ha sido obligada a reemplazar varias bombas, instalar sistemas de oxigenación adicional y de reparar el malfuncionamiento del sistema de alimentación, informó el medio Vancouver Sun.

Como una condición de su financiamiento filantrópico de Tides Canada, Kuterra publica de forma regular informes detallados sobre sus operaciones técnicas y sus resultados financieros con la finalidad de demostrar la viabilidad de la acuicultura del salmón del Atlántico en tierra.

“Uno de nuestros objetivos es minimizar el riesgo para los nuevos emprendedores que ingresen a esta industria, proveyéndoles datos e información que pueda ayudarlos a tomar sus decisiones” dijo Garry Ullstrom, CEO de Kuterra.

Las instalaciones fueron diseñada en base a las pruebas que se realizaron en el Freshwater Institute en Virginia.

Los tres primeros cohortes de salmón de Kuterra consisten de 23 000, 33 000 y 40 000 peces, pero las infecciones por hongos que afectaron a los smolts condujeron a una mortalidad inesperada.

La mortalidad en general se mantuvo en el rango de 13 a 29% en los primeros tres cohortes, pero la mortalidad proyectada desde entonces a caído en menos de 10%, destacó Ullstrom. Una cohorte de cerca de 45 000 salmones viene siendo cosechado para su venta.

Las instalaciones fueron construidas con una inversión de $9.5 millones de fondos del gobierno y de caridad, incluido $1 millón de Namgis First Nation, que es dueña de la planta.

Kuterra obtiene cerca de $9 por kilogramo de salmón de su distribuidor Albion Fisheries. El pescado que cumple con los requerimientos de calidad de Albion se comercializa de 15 a 35% más que el salmón cultivado en jaulas, según el vice-presidente de Albion, Guy Dean.

Puede acceder al artículo: “Land-based salmon farm on Vancouver Island nears economic viability” aquí.