Mérida, Venezuela (AVN).- Acuicultores y prestadores de servicios turísticos de la Unidad de Producción Socialista (UPS) Fabricio Ojeda, ubicada en el estado Mérida, activaron un plan de gestión para incrementar la producción de trucha, renovar la infraestructura y potenciar la actividad turística local.

Voceros del enclave turístico productivo, ubicado en la parroquia Gonzalo Picón Febres de Mérida, en la región andina de Venezuela, ofrecieron este miércoles el balance de actividad económica registrada desde el 20 de diciembre de 2015 hasta el 31 de enero de 2016, periodo en el que totalizan 1 millón 860 mil 340 bolívares en ingresos.

Fabiola Villarreal, vocera del consejo comunal Monterrey Medio y productora en el área administrativa de la UPS, indicó que el llamado a la revisión y al reimpulso productivo, de cara a los retos económicos y políticos del año 2016, ha motivado un férreo análisis de los logros alcanzados por la comunidad de Monterrey.

"Estamos tomando en cuenta los lineamientos de nuestro presidente Nicolás Maduro, para activar todas nuestras capacidades productivas", resaltó Villarreal, en asamblea de productores y comunidad, realizada en la UPS.

Dijo que la unidad de truchicultura, recuperada por el Gobierno venezolano entre 2009 y 2010, dispone de 25 hectáreas de terrenos con vocación agrícola subutilizados, razón por la que iniciaron la introducción de cultivos de papa, mora y auyama en 1,5 hectáreas de tierras, con miras al auto abastecimiento y a la activación productiva de otras 10 hectáreas.

Destacó que la UPS ha renovado su misión de proporcionar servicios turísticos, de producir alevines y truchas, para el mercado local, cubriendo las necesidades de otros prestadores de servicios, de las familias y comunidades, en estrecha vinculación con los consejos comunales, frentes campesinos y agricultores.

Entre las proyecciones para este año, Villarreal resaltó la necesaria evolución de la UPS y su transformación en Empresa de Propiedad Social (EPS), al contar con la infraestructura para la producción de trucha y alevines, cabañas para servicios de hospitalidad, un restaurante, un museo, huertos productivos, un estanque para pesca y un mercado artesanal.

Carlos Hernández, contador de la UPS, resaltó que en esta nueva fase de gestión fortalecerán el cumplimiento de la razón social de la UPS en favor de las comunidades vecinas, y consolidarán la seguridad social de su fuerza laboral de trece trabajadores.

Los productores de la UPS Fabricio Ojeda señalan como debilidad del sector la dependencia de la importación de alimentos para trucha, rubro cuyos precios se han elevado a consecuencia de la guerra económica que enfrenta el país, situación que se complica con la abrupta caída de los precios del petróleo en el mercado internacional.

Al respecto, coinciden en resaltar las potencialidades productivas del enclave acuícola más importante del estado, pero evalúan necesario apalancar la producción con financiamiento y más asesoría técnica de las instituciones del Gobierno.

Para ello, prevén establecer convenios y alianzas con empresas e instituciones como: Hotel Venetur Mérida, Colegio Universitario Hotel Escuela de Los Andes Venezolanos (Cuhelav), Fondo Merideño para el Desarrollo Económico Sustentable (Fomdes) y Corporación Merideña de Turismo (Cormetur), entre otras, afines al turismo, a la producción agrícola y acuícola.