Madrid, España.- El secretario general de Pesca, Andrés Hermida, ha participó ayer, junto con el Comisario de Pesca de la UE, Karmenu Vella, en la inauguración de un seminario sobre la situación de los stocks pesqueros en el Mediterráneo, que se ha celebrado en Catania (Italia).

En su intervención, Hermida ha asegurado que, aunque la situación de sobreexplotación y reducción de biomasa se mantiene, la recuperación potencial de las poblaciones del Mediterráneo sigue siendo, todavía, muy alta. Para Hermida, este hecho indica que sigue existiendo margen de actuación para corregir la situación de desequilibrio que se produce en el Mediterráneo.

PLAN INTEGRAL DE GESTIÓN

En este sentido, el secretario general de Pesca ha señalado que en España se han adoptado medidas necesarias, como la elaboración y aprobación de un Plan Integral de Gestión para las pesquerías de arrastre, cerco y artes menores, que abarca todo el caladero mediterráneo español.

Para la elaboración de este Plan, Hermida ha explicado que fue necesaria la descripción de unos puntos de referencia biológicos compatibles con el objetivo de obtener el Rendimiento Máximo Sostenible de la actividad pesquera.

Para ello, además del objetivo de reducción de la capacidad de la flota, este Plan establece una serie de medidas técnicas que afectan a aspectos como la selectividad y dimensión de los artes, la posibilidad de establecer vedas temporales, la reducción del periodo de actividad, la creación de zonas de pesca restringida, el ajuste de las tallas mínimas, la fijación de topes diarios de capturas y la protección de la franja costera mediante la fijación de fondos y distancias mínimas permitidas para algunas actividades.

Hermida ha señalado que, a pesar de las medidas adoptadas, los informes de seguimiento elaborados por el Instituto Español de Oceanografía (IEO) vienen a confirmar el creciente aumento de la sobreexplotación y reducción de biomasa. Ante esta situación, el IEO aconseja una reducción de la mortalidad por pesca y, en consecuencia, del esfuerzo pesquero.

En cualquier caso, el secretario general ha puntualizado que, según el informe del Comité Científico, Técnico y Económico para la Pesca (STECF) esta situación no es exclusiva del Mediterráneo español sino que afecta a las poblaciones del Mediterráneo en su conjunto. Por ello, Hermida considera necesario la adopción de medidas adicionales de gestión de este caladero, para acercarnos a la consecución del Rendimiento Máximo Sostenible.

REUNIONES TÉCNICAS CON EL SECTOR

En este contexto, Hermida ha destacado cómo la Secretaría General de Pesca ha mantenido numerosas reuniones técnicas con el sector pesquero del Mediterráneo con el objetivo de dar a conocer la Política Pesquera Común y, al mismo tiempo, explicar la nueva política de gestión y conservación. Al mismo tiempo, estos encuentros han servido para el estudio de medidas alternativas que ayuden a la recuperación de las pesquerías, como la reducción de la capacidad de la flota o del tiempo de actividad, o medidas relacionadas con las características de los artes.

Para Hermida, la aplicación de medidas complementarias ha de tener siempre en cuenta las posibles repercusiones sobre la estabilidad social y económica de las empresas y trabajadores del sector pesquero.

Y en relación con el estado de los recursos, también se debe considerar otros factores que, como la contaminación, afectan a la situación de las poblaciones en toda la cuenca mediterránea y que no han sido evaluados en los informes científicos en discusión.

Por último, Hermida ha comentado que, para garantizar la eficacia de cualquier política de regeneración, todos los países ribereños tienen que estar implicados, y evitar de esta manera cualquier trato discriminatorio hacia las flotas comunitarias.