Dinamarca abrirá su primera granja de Seriola “Yellowtail kingfish” en Escandinavia, un pescado de lujo que se utiliza para la preparación de sushi. Las instalaciones se localizaran en las costas de hanstholm en el noroeste de Jutland.

La planta será operada por Sashimi Royal y se espera que produzca cerca de 1200 toneladas de kingfish por año durante la fase inicial. Eventualmente, cuando las instalaciones estén totalmente desarrolladas, la producción anual se incrementará a 4800 toneladas.

Tecnología moderna

La planta de crianza usará 500 metros cúbicos de agua por tonelada de pescado producido, los cuales es 100 veces más eficiente que las plantas comunes de cultivo de peces en tierra.

“La tecnología asegura que el 99% del agua pueda ser reciclada en un sistema en tierra, y gracias a la limpieza adicional hay un impacto mínimo en los ecosistemas acuáticos locales” explicó Michael Bech, desarrollador de proyectos en Krüger, la empresa que desarrolló la tecnología.

La piscigranja creará alrededor de 50 empleos nuevos en el pueblo y contribuirá de forma significativa a las exportaciones pesqueras danesas.

Vale la pena la inversión

Un kingfish cuenta alrededor de 70 kroner, y Sashimi Royal espera ingresos de alrededor de 300 millones de kroner por año una vez que la producción este en pleno funcionamiento.

Las instalaciones de crianza costarán 85 millones de kroner y el Ministerio de Alimentación y Medio Ambiente se ha comprometido con un apoyo de 32 millones.