Un grupo de científicos internacionales, incluido brasileños, publicó una carta en la revista científica Science criticando el uso de peces en el control de las larvas del mosquito Aedes aegypti, transmisor de enfermedades como el dengue, zika y la fiebre amarilla.

La especie más utilizada para combatir el mosquito es la Poecilia reticulata, también conocido como “guppy” o como “pez mosquito”.

“Diversos municipios brasileños han promovido el uso de especies no nativas del género Poecilia como una forma de control del Aedes aegypti, debido a que comen sus larvas. Esa estrategia es un error” resaltaron los científicos en la carta, siendo el autor principal Valter M. Azevedo Santos, del Laboratório de Ictiologia, Departamento de Zoologia, de la Universidade Estadual Paulista (Unesp), en Botucatu, São Paulo.

Según los científicos la especie es invasora y los peces afectan la biodiversidad de los ríos y lagos, disminuyendo la presencia de especies nativas. El Aedes aegypti también es una especie invasora.

El “guppy” se alimenta de los huevos de otras especies, provocando estragos, además pueden transmitir enfermedades a los peces nativos. Estos impactos fueron observados en loes Estados de Nevada, Wyoming y Hawái en EEUU.

El equipo concluyó que se continuar con el uso de peces, la población deberá elegir entre el guppy o la rica diversidad de especies acuática del Brasil.